Caso de los ERE

El PP-A cierra las puertas del consejo consultivo tras revisarse las condenas a Chaves y Griñán

El cambio de postura repentino de los populares hace que los socialistas voten en contra tras siete meses de negociaciones

Los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñá, en la sala de la Audiencia de Sevilla en el juicio de los ERE.

Los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñá, en la sala de la Audiencia de Sevilla en el juicio de los ERE. / Raúl Caro / EFE

Victoria Flores

El caso ERE ha hecho estallar el último punto de consenso que quedaba entre el PP y el PSOE en Andalucía: el Consejo Consultivo. El PP ha roto el pacto con el PSOE sobre el organismo que da un sueldo a los expresidentes andaluces ante las revisiones que el Tribunal Constitucional hará el día 16 de las condenas de los expresidentes socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

PP y PSOE habían pactado durante siete meses la reforma del Consejo Consultivo de Andalucía, un órgano en el que los expresidentes andaluces ejercen como consejeros hasta los 65. Los cambios en la ley posibilitaban que los mayores de 75 pudieran actuar como consejeros del organismo durante un periodo de cinco años. Esto permitía que antiguos líderes socialistas de más edad como José Rodríguez de la Borbolla y Rafael Escudero cobraran 83.758,22 euros al año, lo mismo que el Consejo de Gobierno.

La inhabilitación en el caso ERE de Chaves y Griñán , de 79 y 78 años respectivamente, impedía que ambos exdirigentes pudieran formar parte de este organismo. Sin embargo, ante la previsión de que el Constitucional retire sus condenas, el PP ha cambiado de idea. Durante su intervención en el atril del Parlamento, y sin que los socialistas tuvieran conocimiento, los populares han pedido que ese punto de la ley se votara por separado para poder manifestarse en contra. "Es una cuestión de hechos novedosos", ha aclarado el diputado popular Pablo Venzal.

El PSOE vota en contra tras el cambio

"No queremos que quede ninguna sombra de duda", ha asegurado Venzal. El diputado ha explicado que lo hacen para evitar que "determinadas personas que por los órganos jurisdiccionales de este país han sido condenadas con sentencia firme" puedan formar parte del Consejo. "Somos un partido riguroso, serio y responsable y cumplimos con nuestra palabra", ha sentenciado. Eso sí, Venzal ha señalado que podrán tender la mano "en un futuro" a los socialistas para buscar soluciones para Borbolla y Escudero.

Tras el anuncio de los populares el diputado socialista Víctor Torres ha acusado al PP de hacer "seguidismo" a Vox, que en su intervención había mencionado que la reforma de la ley abría la puerta del Consejo a Chaves y Griñán. "El PP no ha tenido la valentía, las agallas y el coraje de reivindicar algo que ellos mismo propusieron", ha denunciado Torres en referencia a la posibilidad de que expresidentes de más de 75 años puedan incorporarse como consejeros permanentes.

El diputado socialista ha criticado que el PP del presidente Juanma Moreno "incumple los acuerdos" porque "está en las manos de Vox", formación que, según el del PSOE, "sigue marcándole el camino". Torres también ha advertido a la bancada popular de que este paso atrás supone "un punto de inflexión, un antes y un después" en la relación entre los partidos mayoritarios de la Cámara andaluza.

El resto de partidos se mantiene en contra

Antes de que comenzara el pleno, el líder de Vox en Andalucía, Manuel Gavira, había elevado la tensión entre ambas formaciones al acusar al PP de dar "medallas" a los socialistas por nombrar a la expresidenta Susana Díaz hija predilecta de Triana. "Le da la medalla el ayuntamiento y aquí el consejo consultivo que le da dinero hasta que tenga 75 años", ha denunciado el portavoz de la ultraderecha. Gavira ha criticado la "bochornosa serie de la amnistía disimulada" que se ha producido después de que el TC estimara los recursos de los ex altos cargos socialistas condenados por los ERE y que hoy son personas libres.

Finalmente, la reforma de la norma saldrá adelante solo con los votos del PP gracias a su mayoría absoluta. El resto de grupos de la Cámara, que nunca han ocupado la presidencia andaluza, habían manifestado su negativa a apoyarla.