Presentación del Informe anual 2023 en el Parlamento

Jesús Maeztu pide que una mujer lo sustituya al frente de la Defensoría andaluza

La mayoría de las quejas se refieren a las demoras en las citas médicas y en operaciones

El PP recoge el guante y apoya la sucesión propuesta

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, este miércoles, en el Parlamento.

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, este miércoles, en el Parlamento. / Europa Press

Efe

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, pidió este miércoles al Parlamento de Andalucía que «cuide» esta institución para seguir trabajando en la mejora de la vida de la personas y, ante la finalización este año de su mandato, que se produzca «una sustitución digna» representada por una mujer. «Creo que, llegados estos 40 años, sería una manera de contribuir a la igualdad que predicamos que la Defensoría andaluza, por primera vez, estuviera representada por una mujer», sentenció Maeztu, quien solicitó que se cuide una institución «constitucional, estatutaria, parlamentaria, estatal y autonómica, y autónoma, lejos de las controversias y opciones políticas legítimas». Apostó por una persona que lo sustituya al frente de la Defensoría que supere los objetivos de quienes han tenido el privilegio de representarla, y se refirió a la especial prioridad que se debe tener con la ciudadanía que se queda «en la cola ante los nuevos retos».

Durante su comparecencia en el pleno del Parlamento andaluz para presentar el Informe anual de 2023, priorizó la atención sanitaria, la dependencia y la valoración de la discapacidad como necesidades «imprescindibles para vivir con dignidad». Trasladó la preocupación recurrente de la ciudadanía por la tardanza y los retrasos en el cumplimiento de los plazos legales por parte de las administraciones, y destacó otros frentes como la salud mental, el techo digno, la dignidad de las personas mayores y la infancia, y los retos de la educación y la igualdad de género. El informe anual recoge más de 30.000 actuaciones en defensa de los derechos de la ciudadanía, 13.600 quejas y otras 15.500 consultas con respuesta, lo que incluye más de 600 acciones de promoción de derechos, para las más de 35.000 personas que requirieron en 2023 la intervención de este comisionado parlamentario.

Entre otras cuestiones, Maeztu se refirió a las demoras para citas médicas, las consultas con especialistas o intervenciones quirúrgicas y la respuesta de la administración sobre la falta de personal y recursos desde la pandemia.

Por su parte, Verónica Martos, del grupo del PP, destacó que desde que Moreno llegó al Gobierno, todas sus políticas estén «centradas» en la mejora de los servicios públicos andaluces y en políticas sociales, y «recogió el guante» respecto a la sucesión al frente de la Defensoría con una mujer: «Hace cuatro años ya lo propusimos, pero el PSOE no estuvo de acuerdo», apostilló.