Salud

Casi 73.000 andaluces se someten a un nuevo tratamiento para dejar de fumar

El 89,7% de quienes acuden a la sanidad pública para abandonar el tabaquismo son tratados con Citisiniclina, un medicamento financiado

Una mujer, fumando en una terraza.

Una mujer, fumando en una terraza. / MARÍA JOSÉ LÓPEZ / EUROPA PRESS

Efe

Cerca de 73.000 andaluces se han sometido a los nuevos tratamientos farmacológicos para dejar de fumar y se les prescribió Citisiniclina, el reciente medicamento financiado, lo que supone el 89,7% de todos los que acudieron a la sanidad pública para abandonar el tabaquismo.

Con motivo del Día Mundial sin Tabaco, la Consejería de Salud y Consumo animó ayer a dejar de fumar y recordó que el tabaco está detrás del 90% de los casos de cáncer de pulmón. Se trata del tercer tipo de cáncer más diagnosticado en España. En Andalucía se registran al año alrededor de 5.000 nuevos casos.

Más de 300.000, a consulta

En un comunicado, la Consejería de Salud puso en valor la decisión de 131.350 andaluces, que en 2023 decidieron acudir a la sanidad pública para dejar de fumar a través de tratamiento de apoyo psicológico y farmacológicos, de los que el 52,9% eran hombres y el 47%, mujeres. Del total que han iniciado una Intervención Avanzada en Tabaquismo, el 93,5 % (122.820 personas) se ha realizado en formato individual, y en el 6,49% restante (8.530 personas), grupal.

Durante el primer trimestre de 2024, un total de 38.071 personas (19.281 hombres y 18.790 mujeres) han iniciado un programa de tabaquismo en Intervención Avanzada.

En total, 306.414 andaluces han pasado por consulta del sistema sanitario público de Andalucía con motivos relacionados con el tabaquismo, de los que 157.614 son hombres y 148.800, mujeres.

De estos, 69.480 son no fumadores y 8.672 son personas expuestas al humo ambiental del tabaco, según la Consejería, que ha señalado que en torno al 95% de las consultas han sido resueltas en atención primaria y el resto en atención hospitalaria.

Detrás del 90% de cánceres

En Andalucía, el tabaco es la primera causa identificada de mortalidad y morbilidad evitables, y fumar ocasiona, al menos, unos diez años de vida perdidos y hasta un 21% de todas las muertes, siendo la causa principal de muerte por cáncer, enfermedad cardiovascular y pulmonar.

El tabaco está detrás del 90% de los casos de cánceres de pulmón, y es un agente causal fundamental en multitud de otros cánceres, como los de cabeza y cuello, vejiga, riñón, esófago, páncreas, estómago, colon y recto, entre otros.

Actualmente, la supervivencia global a cinco años al cáncer de pulmón es muy baja: apenas alcanza el 20%. En Andalucía el 60 % de los casos de cáncer de pulmón se detectan en hombres. Sin embargo, para ambos sexos, el cáncer de pulmón es la tercera causa de cáncer.

Se triplica en mujeres

No obstante, en los últimos años se ha registrado un descenso en el cáncer de pulmón en hombres, relacionado con la reducción del tabaquismo, al tiempo que se ha constatado un aumento en el cáncer de pulmón en mujeres, con una tasa de incidencia en 2024 que casi triplica la de 2003 y refleja la masiva incorporación de la mujer al tabaquismo en España desde los años 70 del siglo pasado.

Según datos actualizados del INE, en el año 2022 el 20,9 % de la población andaluza mayor de 16 años consume tabaco en la actualidad (el 18,9% a diario y el 2 % fuma ocasionalmente).