El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, garantizó este jueves que aceptarán enmiendas parciales de los grupos para el proyecto de Ley de Presupuestos de 2023 porque saben «que eso enriquece el texto» y animó a los partidos de la oposición a trabajar en ellas durante el trámite parlamentario. En respuesta al portavoz del PP, Toni Martín, en la sesión de control en el Parlamento, Moreno aseguró que los grupos de la oposición no «sufrirán» lo mismo que él cuando no estaba en el gobierno, ya que nunca encontró «la voluntad» ni «la sensibilidad» de incluir alguna de sus propuestas. Animó a los grupos a plantear esas modificaciones en el trámite parlamentario que tendrá lugar desde que este miércoles pasado las cuentas superaran el debate de totalidad en el pleno.

El presidente del grupo socialista, Juan Espadas, cuestionó a Moreno que presuma de haber presentado los presupuestos más sociales cuando «no dan» respuestas a la brecha social y económica en la comunidad, especialmente a la clase media y a los más vulnerables». «Andalucía avanza a dos velocidades y aumenta la desigualdad», denunció el socialista, que criticó a Moreno la «chapuza» de la Junta en la solicitud del bono joven para el alquiler exigiendo ayudas en el presupuesto para que las familias puedan hacer frente al incremento de las hipotecas.Según Moreno, hay datos que indican que la economía andaluza va por «el buen camino» con la rebaja de impuestos, la eliminación de burocracia y el aumento de la seguridad jurídica para los inversores y empresarios. Asimismo declaró que «valora y aprecia» que Vox este miércoles no sumara sus votos a la izquierda en las enmienda a la totalidad y aseguró que el Gobierno tiene «una actitud abierta» a este grupo y al resto para aceptar enmiendas.