La Policía Local ha abierto una investigación para localizar a la persona que arrojó lejía durante la procesión de la Virgen del Rosario por las calles de Jaén, lo que afectó además a varias personas que participaban en la misma. La Agrupación de Cofradías y Hermandades de la Ciudad de Jaén ha condenado los hechos acaecidos este domingo, cuando la procesión realizaba su recorrido por la calle Llana de Jaén.

Uno de los testigos y miembro de la Hermandad de la Virgen del Rosario, Bartolomé Castro, ha explicado a Efe, que alrededor de las 9 de la noche comenzaron a caer unas gotas en el entorno del Convento de la Purísima Concepción, donde la imagen se iba a recoger, y "parecía que estaba lloviendo, pero empezó a oler a lejía".

Al parecer, según Castro, la lejía cayó en la parte de delante de la Virgen, lo que afectó a una veintena de personas que estaban participando en la procesión, así como a los trajes de los capataces y a las camisetas de los costaleros, pero no a la Virgen aunque "hay que esperar a desmontarla para saber si realmente no ha sufrido daños".

Ha puntualizado que "no ha caído producto en la cara, ni en los ojos del público que miraba hacia arriba a la Virgen", aunque ha informado de que algún padre llamó a la Policía Local, que está investigando los hechos y al posible autor, al "verse afectado un niño pequeño".

La Agrupación ha condenado enérgicamente el incidente, pues "además de poner en peligro el patrimonio de esta cofradía y la salud del público y participantes en esta expresión pública de fe, supone un ataque a nuestras creencias religiosas desde posiciones intolerantes con las mismas."

Asimismo, han demandado respeto a estas seculares tradiciones y expresiones de la piedad popular, a la vez que ha confiado en que "por parte de la autoridad correspondiente sean localizados el autor o autores de este lamentable hecho y se puedan restañar los daños causados."

De esta forma, la Agrupación se ha solidarizado tanto con la Cofradía de la Virgen del Rosario como con los damnificados por este "lamentable incidente", a la vez que se ha puesto a disposición de la misma para cuanto pudieran precisar.

"Elevamos nuestras oraciones a Nuestro Señor Jesucristo y a su Bendita Madre la Virgen María para que no se vuelvan a repetir circunstancias como la vivida y la expresión en la vía pública de nuestras manifestaciones de fe estén llenas del respeto y devoción que le son propias y características" ha concluido.

Por su parte, la Policía Nacional ha confirmado que hasta las 12.00 horas de este lunes no se había recibido ninguna denuncia en Comisaría, por lo que se está a la espera de los resultados de la intervención que está llevando a cabo la Policía Local.