El consejero de Política Industrial y Energía, Jorge Paradela, manifestó este lunes que la Junta de Andalucía está «ejerciendo sus competencias» ante los prolongados fallos en el suministro eléctrico sufridos por diversos barrios desfavorecidos de Sevilla capital, exponiendo que merced a la información recabada por Endesa, «todo apunta a que al menos el 85% de los cortes tiene que ver con enganches (ilegales) y con el uso fraudulento de la red». En declaraciones a los medios de comunicación, Paradela manifestó la «enorme preocupación» del Gobierno andaluz por dicha situación, que calificó de «ingrata» a cuenta de su incidencia en las personas, coincidiendo sus palabras con una concentración celebrada por un grupo de afectados ante el Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Estos fallos en el suministro eléctrico en barrios desfavorecidos como Su Eminencia, Torreblanca o el Polígono Sur, zonas marcadas por el paro y la carestía donde diversas voces avisan de falta de mantenimiento en las redes de energía y otras señalan las acometidas ilegales a la red; acontecen en un contexto de temperaturas extremas y por ende altas cotas de demanda de energía; pesando también la incidencia de los cultivos interiores de marihuana y las acometidas ilegales para alimentar los mismos, que saturan las infraestructuras energéticas.

El consejero defendió que la Junta de Andalucía está en «permanente contacto con Endesa», que viene exponiendo que de la mano de las administraciones está «acelerando» sus esfuerzos para

reforzar su red de distribución en estos barrios; y con el Ayuntamiento de Sevilla.

Por otro lado, un grupo de vecinos de barrios desfavorecidos de Sevilla afectados por los prolongados cortes en el suministro eléctrico celebró ayer una protesta ante el palacio de San Telmo, sede de la Presidencia del Gobierno andaluz, de nuevo en demanda de «medidas urgentes» para solucionar la situación.