NO ESPECULA CON UN POSIBLE INDULTO A GRIÑÁN

Espadas asume que el caso ERE supone desgaste para el PSOE

«No voy a entrar en decisiones individuales», asegura el socialista

Juan Espadas, durante la entrevista.

Juan Espadas, durante la entrevista. / EUROPA PRESS

Europa Press

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, lamenta que el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos ha supuesto un «evidente desgaste» para su partido, al tiempo que rechaza entrar en «especulaciones» sobre un posible indulto del Gobierno de España al expresidente de la Junta José Antonio Griñán, después de que el Tribunal Supremo (TS) haya ratificado la condena de seis años y dos días de cárcel y 15 años y dos días de inhabilitación especial por delitos continuados de malversación y prevaricación que le impuso la Audiencia Provincial de Sevilla en el año 2019.

«No voy a entrar en ninguna cuestión que afecte a decisiones individuales de los que están en esos procesos, en ningún caso», ha aseverado Juan Espadas en una entrevista concedida a Europa Press en respuesta a una pregunta sobre su opinión acerca de que el Gobierno de Pedro Sánchez pudiera conceder un indulto a José Antonio Griñán.

El dirigente del PSOE-A ha añadido que él no es «de especular sobre cuestiones muy importantes y delicadas que responden al ámbito de decisión de estas personas», tras lo que se ha remitido a la declaración pública que leyó el pasado martes en la sede regional de su partido, en Sevilla, tras conocerse que el TS confirmaba, por tres votos a favor y dos en contra, la sentencia de la Audiencia Provincial que enjuició la conocida como ‘pieza política’ del caso de los ERE, por la que también resultó condenado, entre otros ex altos cargos de la administración andaluza, el expresidente socialista de la Junta Manuel Chaves.

En aquella declaración pública, Juan Espadas ha subrayado que el PSOE-A acataba el fallo del Supremo, aunque ha puesto de relieve que no había sido unánime, y que iba a contar con el voto discrepante de dos magistradas, al tiempo que defendió la «honorabilidad» de Chaves y Griñán.

El líder de los socialistas andaluces, en todo caso, apuntó que, «después de once años» desde que se iniciara la investigación judicial sobre este caso, «es evidente el deterioro que todo esto ha generado al propio Partido Socialista».