El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró este viernes que el presidente de la Fundación Bancaria Unicaja, Braulio Medel, no debía haber votado como hizo el jueves en el patronato de la entidad que preside y que abordaba su propia situación, al considerar que existe un «conflicto de interés». De la Torre dijo a los periodistas que Medel «no hizo lo que tenía que hacer» y confió en, que con el cambio de un patrono en esa fundación que se debe producir próximamente, será «más fácil que la postura acertada pueda triunfar claramente en el seno del patronato», en referencia al ajustado resultado de la última votación.

Este órgano aprobó una propuesta con siete votos a favor y seis en contra y entre los que la apoyaron están el propio Braulio Medel y el representante de la Junta de Andalucía, Antonio Jesús López Nieto (IU ha pedido al presidente andaluz que lo destituya como representante de la Junta), mientras que se posicionaron en contra, además de los cuatro patronos críticos con el presidente de la Fundación Unicaja, Antonio Pascual y Carmen Espín. Se acordó preparar el informe solicitado por el Protectorado de Fundaciones Bancarias, dependiente del Ministerio de Economía, sobre la gobernanza que debe hacer una entidad de primer nivel y pronunciarse sobre si Medel sigue reuniendo requisitos legales para ostentar el cargo de patrono de la entidad y que le traslade ese dictamen en dos meses.

La propuesta que prosperó pedía, además, que Braulio Medel se aparte de lo concerniente a la elaboración de ese dictamen, pero no se aprobó otra iniciativa que pedía que se apartase como presidente durante la elaboración del informe y delegara.

De la Torre cree que Unicaja Banco, de la que la Fundación Unicaja es su principal accionista, no debe perder sus raíces de Málaga y Andalucía, se alegra de la reelección como consejero ejecutivo del presidente de Unicaja Banco, Manuel Azuaga, y califica a esta entidad de «solvente y sólida como una roca».