ECONOMÍA

Junta de Andalucía y empresarios apuestan por las rebajas fiscales

Coinciden en defender las políticas de colaboración público-privada

El consejero de Hacienda, Juan Bravo.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo. / Joaquín Corchero / Europa Press

Europa Press

Los presidentes de la Confederación Española de Asociaciones de Jóvenes Empresarios (Ceaje) y la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias, Fermín Albadalejo y Ana Alonso, respectivamente, y el consejero de Hacienda y Financiación Europea de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, coincidieron ayer en defender las políticas de rebajas de impuestos y de colaboración público-privada para dinamizar la economía y generar empleo y riqueza en la comunidad autónoma.

Fue en el transcurso de un encuentro informativo organizado por Europa Press Andalucía en Sevilla con el patrocinio de la Fundación Cajasol, Atlantic Copper y Cepsa, que se desarrolló en formato coloquio moderado por el delegado de la agencia de noticias en la comunidad autónoma, Francisco Morón.

El presidente de Ceaje, Fermín Albadalejo, defendió que «cualquier reducción impositiva permite a las familias aumentar su ahorro, su consumo y, de esa forma, multiplicar la capacidad de consumo, generando una economía más robusta y una mejor redistribución de la riqueza», y en esa línea ha valorado que Andalucía quiera «estar a la cabeza de España en reducción fiscal».

En la misma línea, la presidenta de la Federación Andaluza de Mujeres Empresarias, Ana Alonso, quiso dejar claro que los empresarios saben «que hay que pagar impuestos», pero ha apostado por una «racionalización de la carga impositiva», y por tener en cuenta «hasta dónde» llega «la presión que pueden soportar las empresas» en ese aspecto.

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha puesto de relieve las «tres rebajas fiscales» acometidas por el Gobierno andaluz de PP-A y Ciudadanos (Cs) durante los tres años que van de la actual legislatura, con las que «hemos dejado más dinero en el bolsillo de los contribuyentes a la vez que hemos recaudado más», si bien ha advertido de que «queda mucho por hacer».