Las pinturas rupestres del abrigo de Los Órganos, en el Parque Natural de Despeñaperros y conocidas como ‘Las Sacerdotisas’, se encuentran cubiertas por pintura rosa de espray, algo que el Ayuntamiento de Santa Elena (Jaén) ha tachado de «acto vandálico».

«Desde el Ayuntamiento de Santa Elena condenamos este acto vandálico sufrido sobre nuestro patrimonio histórico», señaló este domingo el Consistorio a través de las redes sociales. El breve comunicado, acompañado de una foto, indicó que «han dañado la pintura rupestre más emblemática del Parque Natural de Despeñaperros, una pintura rupestre con miles de años de historia». Asimismo, el Consistorio hizo un llamamiento a la colaboración ciudadana para «intentar dar con quien ha cometido éste terrible acto» y depurar responsabilidades.

La Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía en Jaén, también a través de sus perfiles en redes sociales, condenó «el atentado» y anunció que la Guardia Civil ya ha abierto una investigación para localizar al autor o autores de las pintadas. Además, se indicó que «la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico actuará de emergencia para intentar recuperar su estado original con técnicos restauradores y arqueólogos».

Un grupo de senderistas fue el que puso en conocimiento del Ayuntamiento de Santa Elena el estado en el que se encontraban las pinturas rupestres situadas en el monte de los Órganos. Allí, en una serie de abrigos, se localizaron hasta 13 pinturas rupestres, sobre las que se hicieron trabajos de restauración y consolidación hace un año.

La directora general de la Guardia Civil, María Gámez, lamentó el «atentado» contra las pinturas rupestres y aseguró que habrá «plena dedicación» para dar con quien lo haya hecho.