La Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo ha abierto hoy el plazo para que las entidades locales puedan solicitar subvenciones de cara a realizar acciones de Formación Profesional para el empleo destinadas a personas trabajadoras desempleadas, programa que cuenta con un presupuesto de 60 millones de euros.

La convocatoria, publicada en la edición del Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) establece las condiciones para acogerse a estas “subvenciones públicas, en régimen de concurrencia competitiva, en materia de Formación Profesional para el Empleo en las modalidades de formación de oferta”. El plazo para la presentación de solicitudes es de 35 días hábiles, desde hoy y hasta el 23 de septiembre.

En el texto de la convocatoria, se establece que podrán participar las entidades locales previstas en la Ley 5/2010, de 11 de junio, de autonomía local de Andalucía, acreditadas o inscritas en el Registro de Centros y Entidades colaboradoras de Formación Profesional para el Empleo de Andalucía o, en su caso, en el Registro Estatal de Entidades de Formación para las especialidades formativas solicitadas.

 Asimismo, las entidades locales cuentan con un catálogo abierto de especialidades formativas para presentar sus solicitudes, de cara a que puedan elegir aquellas que crean más oportunas y necesarias según las características propias de cada localidad. En todo caso, la convocatoria establece que deberán estar incluidas en el Fichero Andaluz de Especialidades Formativas.

Pago anticipado 100%

Una de las principales características de esta nueva convocatoria de subvenciones es que se financiará hasta el cien por cien de la programación presentada por las entidades locales beneficiarias, con un único pago anticipado antes de iniciar las acciones formativas, lo que permitirá a los ayuntamientos, corporaciones y entes locales no tener que comprometer sus propios recursos ni tener que adelantar fondos propios.

Entre los colectivos a los que van dirigidas las acciones formativas de esta convocatoria, se encuentran las personas trabajadoras desempleadas de larga duración que requieran de recualificación profesional y que estén en posesión de una titulación de técnico o de técnico superior de Formación Profesional o un certificado de profesionalidad de nivel 2 o de nivel 3, obtenido con anterioridad al año 2015, del mismo nivel y familia profesional de la acción formativa solicitada.

También se incluyen mujeres desempleadas en situación de vulnerabilidad, y personas trabajadoras desempleadas con dificultades para su integración en el mercado de trabajo, que cumplan alguno de los siguientes requisitos: ser perceptores de rentas mínimas de inserción social o de ingreso mínimo vital; estar en desempleo de larga duración; o estar en desempleo y ser mayor de 45 años.

Completan la lista de colectivos, las personas desempleadas con déficit de formación, que no hayan obtenido el título de Enseñanza secundaria obligatoria o equivalente; personas desempleadas con discapacidad física, mental, intelectual o sensorial; y personas inmigrantes desempleadas.

La convocatoria establece que las acciones formativas aprobadas deberán ejecutarse en un plazo máximo de 12 meses desde la notificación de la resolución de concesión, y la primera de las acciones formativas tendrá que iniciarse en el plazo máximo de 2 meses desde esa misma notificación.

La presentación de las solicitudes deberá realizarse exclusivamente en la aplicación informática de gestión de la Formación Profesional para el Empleo, denominada GEFOC entidades, que está alojada en la oficina virtual de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, disponible en esta dirección web.

Tal como explicó la consejera Rocío Blanco en comisión parlamentaria semanas atrás, la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo recibió en los últimos meses la demanda de numerosas corporaciones locales ofreciendo su colaboración para la ejecución de políticas activas de empleo, no solo en programas de empleo como el AIRE o los anteriores ICL, sino en materia de Formación Profesional para el Empleo.

La Consejería, sensible a estas peticiones, y con la finalidad de que los fondos distribuidos por la Conferencia Sectorial tengan la mayor ejecución posible y lleguen al mayor número de personas desempleadas en esta situación de postpandemia, decidió preparar esta convocatoria de subvenciones públicas a ejecutar por parte de los Ayuntamientos andaluces en régimen de concurrencia competitiva, con la finalidad directa de reforzar la inserción y recualificación laboral de las personas trabajadoras andaluzas.