El Grupo Parlamentario Socialista en la Cámara andaluza dejará vacante su presidencia, que durante lo que va de legislatura ha ostentado Susana Díaz, una vez que la expresidenta de la Junta tome posesión el próximo mes de septiembre de su escaño como senadora por designación autonómica.

Así lo confirmó el sucesor de Susana Díaz al frente de la Secretaría General del PSOE-A, Juan Espadas, y explicó que, de facto, «quien ejerce» como presidente del grupo parlamentario es él mismo, «como candidato a las próximas elecciones autonómicas y secretario general» del PSOE-A, pero desde fuera de la Cámara autonómica al no ser diputado. Espadas recordó que el grupo cuenta con «una estructura de dirección política» con la portavoz, Ángeles Férriz; los portavoces adjuntos, y la secretaria general, la cordobesa Soledad Pérez.