El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, será el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta de Andalucía, al haber ganado las elecciones primarias del partido con un apoyo del 55,05% con el cien por cien de los votos escrutados.

Espadas ha conseguido la victoria con un amplio margen sobre Susana Díaz, que ha obtenido un respaldo del 38,76 %, y Luis Ángel Hierro, que ha cosechado un apoyo del 5,33 %.

Espadas ha ganado en cinco de las ocho provincias andaluzas: Cádiz, Granada, Huelva, Jaén y Sevilla, mientras que Susana Díaz ha ganado en Almería, Córdoba y Málaga. Hierro ha obtenido más votos que Díaz en las capitales de Jaén y Cádiz.

Juan Espadas, que ha anunciado oficialmente la presentación de su candidatura a la secretaría regional, ha cerrado las comparecencias con un mensaje: "este partido no se entiende sin la fraternidad, sin remar todos en la misma dirección; cuando lo hacemos, es el partido que gana las elecciones y sintoniza con los andaluces".

Interrumpido varias veces con aplausos y gritos de "presidente", ha explicado que su candidatura, que planteó el cambio frente a la continuidad, buscaba "exactamente eso, sintonizar con los ciudadanos y preparar el proyecto de gobierno para cuando se convoquen las elecciones" autonómicas, y ha apostillado: "A eso, me voy a dedicar desde mañana".

Tras avanzar que se abordarán "algunos cambios" en el grupo parlamentario, ha señalado que su candidatura quería "pasar página del pasado" porque la sociedad ha cambiado "y necesitamos cambiar con ella".

No obstante, ha asegurado: "aquí no sobra nadie, cabemos todos", y se ha marcado un reto, que el PSOE de Andalucía "vuelva a ser la fuerza determinante del PSOE federal".

Por su parte, Luis Ángel Hierro, quien ha pedido a Susana Díaz que "tome nota" de su derrota en los comicios de este domingo, ha señalado que "toca hacer que la candidatura sea lo más potente posible".

"De cara al próximo congreso regional hay que sentar las bases de la integración", ha subrayado, mientras que de los resultados de su candidatura ha ironizado con que "algunos decían que sacaríamos menos votos que avales, y no ha sido así"