El vicepresidente de la Junta y líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, expresó ayer que no cree que haya que «apartar» a su compañera de partido y consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, ni de su responsabilidad en la Administración autonómica ni de la formación política.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, Marín se pronunció así tras ser preguntado sobre si Ruiz debería ser apartada de la Junta y de Cs después de que manifestara en un encuentro digital con militantes de Cs que apostaba por cubrir puestos de delegaciones territoriales de la Junta con «gente de base del partido» naranja, «gente nuestra», y que «no le pongan como condición que sean funcionarios».

Marín señaló que no ha tenido ocasión de hablar con Ruiz, pero que la única que tendría que dar explicaciones sobre lo sucedido es ella.

Sobre si se plantea apartar a Ruiz de la Junta, Marín dijo tajante: «Yo no tengo que apartar a nadie. Yo no soy el presidente». E indicó que Ruiz a quien tendría que explicar su posición no es a él, sino al partido y al Gobierno andaluz, donde se decidió que la ampliación de delegados provinciales para determinadas áreas fuera contando con funcionarios para los cargos, y «no hay que cambiar el criterio ahora».