El pleno del Parlamento aprobó ayer por unanimidad (aunque el grupo parlamentario popular aclaró luego que la había apoyado por error, ya que su intención era abstenerse) la Ley Audiovisual de Andalucía, que prevé ayudas para proyectos de creación, producción y promoción, y que aspira a luchar contra la piratería con sanciones de hasta un millón de euros, y reforzará la protección de menores. La norma prevé ayudas para proyectos de creación, producción y promoción, y se propone luchar contra la piratería con sanciones de hasta un millón de euros por infracciones muy graves, como la emisión sin licencia.

El régimen disciplinario recoge nuevas infracciones: para las tipificadas como muy graves, las multas oscilan entre 80.001 euros y un millón para los servicios de comunicación televisiva, y entre 20.001 y 200.000 para los radiofónicos. En las infracciones graves, como incumplir el deber de comunicación previa, se incluyen multas de entre 20.001 y 80.000 euros para televisiones y de entre 10.001 a 20.000 para las radios.

En cuanto a la protección de los menores, la ley andaluza ampliará las franjas horarias de protección reforzada vigentes y fijados por la legislación estatal básica. La ley incluye por primera vez en España la regulación de las emisiones de universidades y centros docentes. EFE