El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, se mostró convencido ayer de que el PSOE-A y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, decidieron no cumplir la parte relativa a la regeneración política del acuerdo que mantenían con su formación en esta comunidad, para poder convocar las elecciones autonómicas «antes de que salga» la sentencia judicial por el caso de los ERE irregulares.

Durante su intervención, en la sede de la Federación Onubense de Empresarios, en un desayuno informativo organizado por Europa Press y la Fundación Cajasol, Rivera se pronunció así tras ser preguntado sobre la decisión de Cs Andalucía de romper hace un par de semanas el acuerdo de investidura que mantenía con el PSOE-A por la negativa de éste a cumplir con medidas de regeneración política que se contemplaban en el mismo, como la eliminación de aforamientos en la comunidad.

Rivera expresó que le hubiera gustado que se hubiera agotado hasta el último minuto el acuerdo de investidura, porque querría decir que se ha cumplido en su totalidad y destacó que se han logrado sacar adelante asuntos muy importantes del mismo, como las medidas para los autónomos, reducción de impuestos o la práctica eliminación del impuesto de sucesiones y donaciones. Sin embargo, cuando se trata de hablar de regeneración, según ha apuntado, el PSOE-A y el PP-A «salen corriendo, tienen alergia».

En su opinión, el «calendario judicial está presente en las decisiones del PSOE-A y a nadie se le escapa que la sentencia de los ERE estará al caer en los próximos meses».