La Diputación Permanente del Parlamento rechazó ayer, con los votos de PSOE, Ciudadanos y Podemos, la solicitud de un pleno extraordinario presentada por el PP -que ha sido apoyada por IU- para que la presidenta Susana Díaz compareciera para abordar la situación política de Andalucía. Por 11 votos a 6 los miembros de la Diputación Permanente han rechazado la propuesta del PP, cuya portavoz, Carmen Crespo, lamentó que se haya "perdido una oportunidad única" y resaltó que se trata de un compromiso de Díaz adquirido durante su debate de investidura. "Incumple su palabra", dijo Crespo.

Ante esto, el portavoz socialista, Mario Jiménez, espetó: "Entiendo que quiera saber la opinión de la secretaria general de mi partido porque la del presidente del suyo importa muy poco en Andalucía y fuera". Teresa Rodríguez, de Podemos, justificó su voto en contra del pleno extraordinario "no porque no haya que debatir sobre la situación política y económica, sino porque vista la experiencia se puede convertir en un debate más parecido a una tertulia televisiva que a una cuestión de fondo y de trabajo". Desde Ciudadanos, Marta Bosquet dijo que "no es el momento oportuno" por los pactos.