El senador socialista por Cádiz y secretario de Política Municipal del PSOE, Francisco Menacho, insistió ayer domingo en señalar que aún "es el momento del Partido Popular" para afrontar un debate de investidura tras las elecciones generales del 20 de diciembre, y aseveró que en el PSOE no van a "tolerar que nadie desde los medios de comunicación nos intente presionar o chantajear con numeritos como el de Podemos".

Al respecto, Menacho señaló, en declaraciones a los periodistas en la visita a una cooperativa en Algodonales (Cádiz), que "no tiene sentido que un partido --en alusión a Podemos-- que dice que quiere llegar a un acuerdo nos haga el Gobierno y nos diga lo que hay que hacer". Eso "es un numerito que está bien mediáticamente, pero no sirve para resolver los problemas de los ciudadanos", según apostilló el senador socialista.

LA RESPONSABILIDAD DE RAJOY Menacho criticó que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, considere "un fraude ir a una sesión de investidura para perderla", porque, en opinión del dirigente socialista, lo que realmente constituye una "falta de respeto y un fraude es no ir y decirle al Rey que no acepta la encomienda legal que le corresponde a Rajoy" como candidato de la "fuerza más votada" en los pasados comicios generales.

De esta manera, según el senador socialista, Rajoy "tiene que ir" al debate de investidura, "y si no, que se vaya", y entonces sería el PSOE, si recibe encargo del Rey, cuando "intentará formar Gobierno para resolver los problemas de España". "Rajoy tiene que asumir su responsabilidad y presentarse a la investidura, y si no, dimitir y no esperar en diferido", porque, según avisó, "no va a tener los votos" suficientes para la investidura "ni hoy ni mañana".

Menacho considera que el PP "está recogiendo lo que ha sembrado en estos cuatros años" de Gobierno, y por eso "está solo", porque Mariano Rajoy va a ser recordado, a su juicio, como "el presidente del rodillo y el martillo", al haber gobernado "a base de decretos, sin contar con nadie", y además por "el gran problema de la corrupción" que le afectan al PP y a su presidente, según incidió el representante del PSOE.

Al hilo, el senador recordó la causa judicial abierta por "la destrucción del ordenador de (Luis) Bárcenas", y apostilló, en un mensaje dirigido al actual presidente del PP-A, Juanma Moreno, y a quien lo fue, Javier Arenas, que "es posible que en ese ordenador que han destruido a martillazos puede haber muchos megas en los que aparezca la rama del caso Gürtel en Andalucía".