El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado a Efe sobre las explicaciones que los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán han dado en su declaración ante el Tribunal Supremo en el caso de los ERE: "Me sorprende que se pueda alegar desconocimiento". "Conociendo como conozco la práctica en el funcionamiento de la Administraciones Públicas, me sorprende que se pueda alegar desconocimiento de unas prácticas tan irregulares, tan graves como las que se están investigando", dijo Catalá.

Preguntado sobre la comparecencia de Chaves y Griñán ante el instructor del caso de los ERE en el Supremo, Catalá aseguró que, por lo que ha conocido por los medios de comunicación, "lo que parece que han reconocido, porque la instrucción así lo pone bien claro de manifiesto, es que ha habido numerosísimas irregularidades en la gestión de fondos públicos".

"Es muy preocupante que haya habido ese mal uso de fondos públicos destinados, además, a políticas de empleo, de formación, a políticas que intentan ayudar a la gente, y que haya habido mal uso de esos fondos es gravísimo", señaló el titular de Justicia. Tras estas comparecencias, según Catalá, lo que le queda por definir al Supremo es "cuál es la responsabilidad de quien ocupa puestos de gobierno en relación con una estructura administrativa".

"Llevo 30 años trabajando en la administración pública y conozco bien cómo funcionan, qué nivel de información tienen los superiores respecto de los inferiores, pero sobre todo cuando hay informes de los órganos de control, -la intervención-", manifestó.

Y concluyó: "Conociendo como conozco la práctica en el funcionamiento de las administraciones públicas me sorprende que se pueda alegar desconocimiento de unas prácticas tan irregulares, tan graves como las que se están investigando".

Por otra parte, Catalá afirmó que en el caso de malos tratos del que ha sido acusado el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar lo deseable es que se aclare cuanto antes, aunque si es responsable de un delito deberá recaer sobre él "todo el peso de la ley".