Las aguas de baño de la mayoría de las playas andaluzas están dentro de los niveles de calidad establecidos, salvo algunas incidencias por los fuertes temporales de levante, según el informe extraordinario que ha elaborado la Consejería de Salud y Bienestar Social previo a la Semana Santa,

La Consejería de Salud y Bienestar Social ha vigilado los 342 puntos de muestreo en las 257 playas ubicadas en 61 municipios andaluces. Las muestras de agua han sido analizadas para determinar los diferentes parámetros exigidos por la normativa vigente.

En Almería la única incidencia registrada fue una leve superación de los criterios microbiológicos en la playa de El Bobar (en el punto de muestreo de la desaladora), mientras que en la provincia de Granada los parámetros están dentro de los niveles de calidad establecidos.

También en Cádiz se ha detectado alguna superación de parámetros microbiológicos en las playas de La Jara, La Calzada y Bajo de Guía-Bonanza (Sanlúcar de Barrameda) y Los Bateles (Conil), si bien esto responde a que las muestras se tomaron coincidiendo con un fuerte temporal, lo que ha afectado a los resultados microbiológicos obtenidos.

Los resultados de los análisis de las aguas de baño en la provincia de Huelva han arrojado una ligera alteración de los parámetros microbiológicos en la playa de Matalascañas (Almonte) y en la playa de Isla Canela (Ayamonte).

En la inspección macroscópica se han registrado incidencias en la playa de Enebrales-La Bota (Punta Umbría), por presencia de abundantes maderas, y en la playa de Nuevo Portil (Cartaya), por presencia de residuos abundantes de maderas y plásticos.

Por su parte, en la provincia de Málaga los resultados muestran que las aguas de baño se encuentran dentro de los parámetros establecidos, aunque se han registrado incidencias en inspección macroscópica en la playa La Yuca-Arroyo Hondo (Benalmádena) por abundancia de residuos de madera y plásticos, así como en la playa Venus Bajadilla (Marbella).