Los trabajadores de Inagra, la empresa concesionaria del servicio de recogida de basura de Granada, decidieron la noche del sábado dar el visto bueno al principio de acuerdo alcanzado el jueves entre la compañía y el comité y desconvocar la huelga que han mantenido desde el pasado día 7 de enero y por la que se han acumulado unas 2.400 toneladas de residuos en las calles de la capital granadina. Ambas partes comunicaron el fin de la huelga a las 12.00 horas de ayer ante el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales.