DOCE INTEGRANTES del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) detenidos por ocupar una sucursal bancaria en Málaga el 4 de septiembre serán imputados por allanamiento de propiedad jurídica y de resistencia de los que le acusó la policía. Además, dos empleados de la sucursal ejercerán la acusación particular.