El vicepresidente primero del Parlamento andaluz, Ignacio García, ha dado un "razonable" plazo de tres meses para contar con el dictamen de la comisión de investigación por el caso de los expediente de regulación de empleo (ERE), de la que es presidente, porque tampoco pretenden que se alargue ad eternum, aunque añade que concibe esta comisión como algo "vivo y abierto". Apuntó, además, que IU va "con las manos limpias y los ojos y oídos bien abiertos".

En Cádiz, Ignacio García explicó que la primera reunión de la comisión de investigación tendrá lugar el martes y se habilitará "previsiblemente" el mes de julio completo y probablemente "gran parte" de agosto, aunque según precisó todo esto forma parte del plan de trabajo que se tratará en las primeras reuniones y donde se verá, además, el reglamento, los comparecientes o la lista de documentación, entre otros asuntos.

A juicio de García, es "un buen paso" y un "buen comienzo" que se "haya despejado la incógnita" de la comparecencia del presidente Griñán "porque quitará mucha tensión". En este sentido, indicó que, aunque aún no se ha realizado ninguna proposición concreta sobre otras comparecencias, "habrá que ver si alguno propone a Chaves, Aznar o Arenas porque parece que hay una cierta conexión con actuaciones en alguna empresa andaluza con el Ministerio de Trabajo, pero dejemos que el tema se desarrolle en la comisión".

DICTAMEN FINAL Apuntó que puede ser en septiembre cuando se conozca el dictamen final, aunque Ignacio García concibe la comisión "como algo vivo y abierto" en el sentido de que a lo largo de su desarrollo, si aparece "algún elemento de importancia" habrá que analizarlo. Aún así, subrayó que tampoco quieren que la comisión se prolongue ya que "no tiene sentido" que la comisión dure "ni seis meses ni un año" porque "perdería sentido". Reiteró que tres meses es un plazo "razonable". Agregó que en estos meses, además, podría estar listo el informe de la Cámara de Cuentas, que calificó como "el más serio" con el que va a poder contar la mencionada comisión de investigación.

Por su parte, el vicesecretario general del PP andaluz, Ricardo Tarno, advirtió ayer de que el PSOE quiere habilitar el mes de agosto para los trabajos de la comisión de investigación sobre los ERE con la intención de "a ver si están todos los andaluces de vacaciones y no pendientes de lo que pasa realmente en Andalucía". En esta línea, Tarno ha insistido en que los socialistas quieren que la comisión se celebre "lo más pronto posible, con el mayor silencio y la menor publicidad posible".