Una vez conocidos los resultados de la auditoría técnica encargada sobre el estado de las obras del segundo puente sobre la Bahía de Cádiz, la ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró ayer, que, "aunque pongamos todo el dinero del mundo, las obras tardarán 15 meses". Esto es así, explicó la ministra, porque la parte más "crítica" desde el punto de vista técnico es la parte del puente atirantado, que comenzará en mayo y tiene un plazo de ejecución "sí o sí" de 12 meses, "si todo va bien". Para el conjunto de la obra "estaríamos hablando de 15 meses".

Pastor, que se refirió a esta infraestructura como el "Puente de la Constitución de 1812", destacó que, a su juicio, se trata de "la obra más importante" y no sólo desde el punto de vista económico, sino por el servicio que dará y la imagen de "modernidad" de esta infraestructura "emblemática". La ministra también aludió también a la Alta Velocidad, que es uno de los proyectos "clave" para el ministerio. Pastor aseguró que el compromiso de su departamento es que el tramo Las Cabezas-Jerez esté terminado "a finales de este año". Sin embargo, en el tramo Utrera-Las Cabezas, advirtió, "estamos viendo cómo puede retrasarse lo menos posible", ya que "nos hemos encontrado con una reprogramación" por parte del Gobierno anterior que prevé su finalización para el 2015.

En cuanto al soterramiento del tren en Puerto Real, Pastor recordó que las obras se pararon en noviembre de 2011 por un "problema de entendimiento" con el Ayuntamiento puertorrealeño y a "cinco millones de euros que había que pagar y no se pagaban". Pastor explicó que se va a firmar un convenio con el ayuntamiento.