La entidad financiera andaluza Cajasol absorberá la próxima semana a Caja de Guadalajara, lo que supondrá la primera fusión que se hará en España entre cajas de distintas comunidades autónomas.

Un portavoz de Cajasol, cuya sede central está en Sevilla, ha señalado a Efe que los consejos de administración de ambas entidades firmarán la próxima semana el protocolo de integración.

La entidad resultante mantendrá la sede central en Sevilla, aunque una fundación conservará la obra social de la entidad con sede en Guadalajara, según ha adelantado hoy la edición andaluza de "El País".

Cajasol tiene 801 oficinas repartidas en cinco comunidades autónomas, emplea a 4.900 personas y tiene unos activos de 29.418 millones de euros.

Caja de Guadalajara, por su parte, cuenta con una red de 87 oficinas en dos comunidades autónomas y 322 empleados, mientras que sus activos son de 1.587 millones de euros.

La operación de absorción sentará precedentes en el sistema financiero español y cuenta con total respaldo del Banco de España, que ha seguido paso a paso los contactos entre ambas entidades, que en principio se dirigieron para alcanzar una fusión fría, y que finalmente van a concluir en la integración de la Caja de Guadalajara en Cajasol, destaca el periódico.

Está previsto que el proyecto de absorción esté finalizado a finales de marzo y que la fusión jurídica se realice a finales de abril con la aprobación de las asambleas generales.