EL CONSEJO de Gobierno andaluz autorizó ayer la adhesión de la Junta a la prórroga del Plan 2000E de apoyo a la renovación del parque de vehículos y al Plan Moto-E. Esta decisión se concretará en sendos convenios con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La primera de estas iniciativas dará continuidad a las ayudas autonómicas para la retirada de turismos y furgonetas de más de diez años.