Escritores y artistas granadinos piden la "dignificación y protección" del lugar en el que Lorca fue fusilado.