El presidente de la Junta, Manuel Chaves, reafirmó ayer su defensa de los intereses de los andaluces ante el nuevo modelo de financiación autonómica, para lo que no descarta un incremento de la cifra de mil millones barajada por la Junta de aumentarse en 7.000 la cantidad que se destine a este modelo.

Tras el rechazo, el jueves, por parte de la Generalitat y de los partidos en la oposición de la última oferta del Ejecutivo en materia de financiación autonómica, por la que se aportaría a Cataluña un máximo de 2.000 millones de euros, Chaves subrayó que la Junta defenderá en esta negociación "sus intereses como comunidad".

"Tengan la seguridad" de que el Ejecutivo autonómico "defenderá los intereses de los andaluces de la misma manera que los hemos defendido cuando hemos firmado con el Gobierno el reconocimiento de la deuda histórica", insistió. Antes de reafirmar este compromiso, apuntó sobre la postura catalana que, "lógicamente", la Generalitat defiende sus intereses como comunidad.

PROCESO ABIERTO El presidente del Gobierno andaluz incidió en que la propuesta para el nuevo modelo de financiación autonómica no ha recibido por el momento el visto bueno de la Junta, tras lo cual insistió en que "estamos todavía inmersos" en un proceso de negociación que no se ha cerrado.

Después de que el vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, afirmara el 16 de marzo que Andalucía percibirá tras la reforma del actual modelo "no menos" de mil millones de euros, Chaves aseguró que esta cifra podría incrementarse.

"Había un acercamiento en función del montante aproximado de incremento de la financiación autonómica por la que no nos íbamos a conformar con menos de mil millones de euros", apuntó, para señalar acto seguido que se calcula que la cantidad que se destine finalmente a este nuevo modelo va a aumentar en aproximadamente 7.000 millones. "Si se aumenta, es evidente que el planteamiento de la Junta en cuanto a cantidad también subirá", dijo textualmente sobre este particular.