LA AUDIENCIA de Granada ha condenado a un año y ocho meses de cárcel a cada uno de los empresarios José Avila Rojas y Andrés Liétor, ambos imputados en la operación Malaya, como autor y cooperador necesario, respectivamente, de un delito de defraudación mediante la doble venta de un piso de Marbella. La sentencia impone la misma pena al empresario Paulino Gómez Lucio por defraudación por otorgamiento de una compraventa simulada.