La percepción del entorno económico más próximo ha empeorado en el último año en los hogares y sobre todo en el ámbito empresarial, donde ha caído a la mitad la proporción de empresarios que consideran que la economía de su empresa es positiva al pasar en un año del 70% al 34%. En el caso de los hogares, la percepción de la economía doméstica tuvo una caída menos brusca al pasar del 48,8% en mayo de 2007 al 37,3% los ciudadanos que perciben su entorno económico como positivo.

Este cambio en la valoración del entorno económico se recoge en el segundo barómetro de percepción de la economía andaluza, realizado en mayo de este año, por la Escuela Andaluza de Economía, dependiente de la Confederación de Empresarios de Andalucía, y que fue presentado ayer por los dirigentes de la CEA Juan Salas y Manuel Angel Martín. Según el barómetro, el 83,9% de las empresas ha percibido la crisis por experiencia propia mientras que en los hogares esa proporción baja al 48,9% y tienen mucha influencia en su opinión los medios de comunicación, los expertos y los políticos. El barómetro constata un aumento de la valoración negativa de la economía española.