La nueva orden de Incentivos de la Junta, que verá la luz en los próximos días, reunirá en un solo texto las dieciséis normas anteriores sobre este tipo de apoyos y reducirá los trámites administrativos y burocráticos para las empresas, anunció el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo.

Vallejo hizo estas declaraciones ayer en rueda de prensa, junto a los secretarios generales de UGT y de CCOO en Andalucía, Manuel Pastrana, y Francisco Carbonero, y el presidente de los empresarios, Santiago Herrero, tras la reunión entre representantes del gobierno andaluz y dirigentes de la patronal y los sindicatos para configurar las primeras comisiones de seguimiento del VI Acuerdo de Concertación.

Explicó que se trata de un proyecto "novedoso", aspecto en el que también coincidieron los agentes sociales, y que introduce las bases reguladoras de incentivos a la innovación y al desarrollo empresarial, a la que se destinarán unos 430 millones en dos años.

Entre otras, la nueva orden incluirá también medidas para incidir en el arraigo de las empresas en Andalucía de forma que se pueda paliar el proceso de "deslocalización".

El consejero explicó que, ante los problemas de "deslocalización", la orden, para impulsar la modernización e implantación de empresas, plantea que las empresas que reciban incentivos deben permanecer en Andalucía "un mínimo suficiente y si se van antes deben devolver las ayudas".

Precisó que la norma europea marca cinco años de plazo, si bien en la mesa integrada junto a empresarios y sindicatos "se ha decidido que en todos los fondos que no sean fondos europeos, que se regulan por esta norma, se aumenten a siete años el plazo mínimo que debe permanecer una empresa sin devolver incentivos".

Manuel Pastrana subrayó que esta nueva orden se caracteriza por que ofrece una "visión integral" de las anteriores de la Junta --dieciséis-- y que se ofrece un plazo de tres meses para dar respuesta a las empresas que soliciten las ayudas, mientras que el silencio administrativo también se considera como una respuesta positiva.

Añadió que es fundamental en este sentido su "incidencia clara" no sólo sobre la actividad empresarial, sino también sobre los trabajadores y sobre la sociedad en general, ya que se primará a las empresas que aseguren empleo estable, que refuercen la seguridad laboral y que preserven el Medio Ambiente.

Subrayó que todas estas cuestiones relacionadas con la responsabilidad social de las empresas son "absolutamente novedosas" y valoró el compromiso de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) por avanzar en su cumplimiento.

"AVANCES SUSTANCIALES" Santiago Herrero coincidió en su valoración de la próxima orden de incentivos empresariales y destacó que introduce "avances sustanciales" para el sector, entre ellos, que unificará las normas anteriores, que reducirá los trámites administrativos y aportará mayor transparencia a los procesos.

Destacó también que con la constitución formal de esta comisiones se dan los "pasos adelante" en el cumplimiento del VI Acuerdo de Concertación Social suscrito entre la Junta y los agentes sociales y se avanza en aspectos como el impulso a la dinámica empresarial, la responsabilidad social y la cultura emprendedora. Carbonero incidió en que los tres ejes de las comisiones incidirán en la generación de "un clima favorable" para impulsar un tejido productivo que sirva como "garantía" de que el empleo sea estable y de calidad y compartió que la futura orden incluye medidas pioneras, como la relativa al silencio administrativo, y avanza en compromisos incluidos en la concertación.

La Junta y los agentes sociales constituyeron ayer formalmente las tres comisiones de seguimiento del VI Acuerdo de Concertación que se encargarán de impulsar y mejorar la ejecución de las medidas relacionadas con la Consejería de Innovación en aspectos sociedad de la información, productividad e innovación en la economía y capacidad emprendedora.