Las pensiones mínimas de viudedad se complementarán en Andalucía con una paga adicional de 112 euros, que se abonará a principios de 2004, según se recoge en el proyecto de Presupuestos de la comunidad autónoma, cuyo estado de gastos quedó cerrado en la reunión celebrada ayer por el Consejo de Gobierno.

En conferencia de prensa tras la reunión semanal del Consejo de Gobierno, la titular de Economía y Hacienda, Magdalena Alvarez, informó sobre el capítulo de gastos de los Presupuestos andaluces para 2004, cuyo montante global asciende a 22.174 millones de euros, y en el que los gastos sociales (Salud, Educación y Asuntos Sociales) representan el 56,5% del total del Presupuesto.

Mientras el conjunto de los Presupuestos andaluces aumentan un 7,1% respecto a las cuentas de este año, las pensiones crecen globalmente un 50,2% respecto a este año. En concreto, las pensiones no contributivas duplicarán su crecimiento el próximo año, mientras que las no asistenciales aumentarán un 18% y para las pensiones mínimas de viudedad se ha consignado una paga adicional de 112 euros.

Por consejerías, las mayores dotaciones las acaparan Salud y Educación, seguidas de Obras Públicas, Empleo y Desarrollo Tecnológico, Asuntos Sociales y Agricultura.

Mientras los gastos sociales acaparan el 56,5% de los presupuestos para 2004, la gestión de la política económica (Obras Públicas, Empleo, Turismo y Economía) representa un 15,1%.

Por su parte, las transferencias a las corporaciones locales absorben el 8,2% del Presupuesto; la deuda pública un 5,6% y, el resto, un 14,6%.

La consejera de Economía destacó la "contención" en los Presupuestos del próximo año, ya que los gastos corrientes crecen menos de la mitad que las operaciones de capital (inversiones).

GASTO EN PERSONAL

El capítulo de personal acapara un gasto de 7.233 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,3% respecto al presente ejercicio. En este capítulo destaca un aumento de la plantilla previsto de 5.135 trabajadores, de los que 1.183 corresponde a la transferencia de las políticas activas de empleo, competencias ya traspasadas a la Junta.

El capítulo de bienes y servicios absorbe 2.155 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,2%, mientras que los gastos financieros se reducen un 7,8% respecto al presente ejercicio, lo que la consejera achacó a la "solvencia financiera de la Junta y la mejora de la política de endeudamiento".

Por su parte, las transferencias corrientes crecen un 6,3% y acaparan 7.407 millones de euros y, en este capítulo, se incluyen las prestaciones farmacéuticas, que aumentan un 8,1%, y el gasto destinado a las universidades, que aumenta un 11,1%.

Alvarez destacó que las cuentas andaluzas del próximo año son "tres veces más inversoras" que los Presupuestos del Estado, donde las operaciones de capital tienen un peso del 6,3% frente al 18% que representa en los Presupuestos andaluces.