Unos 25.000 pequeños comercios andaluces se verán afectados por la liberalización de horarios comerciales prevista por el Gobierno central y por la concesión de licencias para la apertura de 15 grandes superficies en la región, según la Confederación de Empresarios y Comercio de Andalucía. Al menos un 25% de los 100.000 pequeños comercios que existen en Andalucía se verían afectados de alguna forma en caso de que lleguen a ejecutarse las citadas medidas, cuyas consecuencias pueden ir desde la reducción de personal de estos establecimientos hasta su cierre.

El secretario de la CECA, José Guerrero, se reunió ayer con los secretarios de comercio de las ocho provincias para tratar estas cuestiones, ya que las medidas "serían desastrosas para un sector que genera mucho empleo y mucha riqueza", pues cada establecimiento tiene una facturación media anual de unos 90.000 euros.

El sector textil de moda y hogar, donde el pequeño comercio tiene el 90% de la cuota de mercado, sería el más afectado, ya que en el sector alimenticio "ya hemos perdido tanta cuota que no nos queda nada por perder --está en torno al 13%--", indicó Guerrero.

El secretario general de la CECA adelantó que los comerciantes andaluces están dispuestos a tomar las medidas necesarias y llevar a cabo las movilizaciones que consideren convenientes en caso de que el Gobierno mantenga su postura durante la reunión que tendrá lugar entre ambas partes el próximo 17 de septiembre. Para el sector, la liberalización de horarios "no constituye una necesidad social y sólo quiere beneficiar a unos pocos".

Pero a los comerciantes también les "inquieta" la concesión de licencias para la apertura de 15 nuevos centros comerciales en la comunidad autónoma, de los que 6 se ubicarían en Málaga, con lo que se convertiría en la primera provincia andaluza en número de grandes superficies.