La memoria del Defensor del Pueblo Andaluz del año 2002 hace un especial llamamiento a la resolución "urgente" de los problemas derivados de las listas de espera diagnóstica; de la situación de las antenas de telefonía móvil; y de la conservación del entorno de los Bienes de Interés Cultural.

El defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que entregó ayer dicha memoria al presidente del Parlamento, Javier Torres Vela, ofreció posteriormente en rueda de prensa los datos sobre las quejas recogidas en este informe anual, cuyo número ascendió en el 2002 a un total de 4.831, casi 300 más que en el 2001.

AUMENTAN LAS QUEJAS

Durante el pasado año, las materias que motivaron mayor número de reclamaciones fueron Justicia (1.025), seguida de Medio Ambiente (681), Salud (632), Vivienda y Obras Públicas (611), y las quejas de oficio incoadas por esta institución fueron 158 durante el 2002, siete más que el año anterior y centradas principalmente en materias de Justicia, Vivienda y Educación.

En materia de Justicia, los principales asuntos de queja por parte de los andaluces durante 2002, son los relacionados con las prisiones, que alcanzaron las 360 como consecuencia de incremento importante del número de internos en las cárceles, cuya cifra se acerca a los 12.000 presos en las distintas prisiones.

También en materia de Justicia se produjo un incremento de las quejas sobre inmigración, principalmente motivado por una serie de sucesos como el ocurrido con el encierro de inmigrantes en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, o la tragedia ocurrida en los calabozos de la comisaría de Policía de Málaga el pasado 26 de diciembre, así como los retrasos en los juzgados.

Medio Ambiente, con 681, es el segundo asunto que ocupó más quejas durante el 2002, principalmente relacionadas con la Ley de Protección de la Flora y la Fauna, que tramita el Parlamento, junto a los problemas de las antenas de telefonía móvil, los ruidos de los locales, y la movida juvenil, así como sobre invernaderos.

El tercer área se refiere a Salud, con 632, entre cuyas quejas destacan las relacionadas con las listas de espera diagnósticas, una vez que se "han controlado" las quirúrgicas; los enfermos mentales, tanto los duales como los que tienen transtornos de conducta sin que cuenten con la necesaria atención domiciliaria. Especial mención hace la memoria del 2002 a las quejas sobre el retraso al acceso a las técnicas de reproducción asistida.

Respecto a las Viviendas y Obras Públicas, que tuvo 611 quejas, la memoria destaca todo lo relacionado con las "agresiones" al suelo no urbanizable, el precio de la vivienda, y los planes de ordenación del territorio.

El Defensor del Pueblo Andaluz, por último, recomienda a la Junta que "cuanto antes" asuma las competencias en materia de instituciones penitenciarias, debido a los problemas del hacinamiento en las cárceles de la comunidad autónoma con los 12.000 internos existentes.