Error 8: Constant CONFIG_HTTP already defined
Error 8: Constant SERVER_ESTATICOS already defined
Flor del Carmelo - Diario Córdoba

contracorriente

Flor del Carmelo

Como cada 16 de julio, la Virgen del Carmen recorrió las calles en procesión gloriosa desde el convento de San Cayetano y la iglesia del Carmen de Puerta Nueva

Francisco Mellado

Se volvió a repetir la estampa de cada 16 de julio. La Virgen del Carmen volvió a recorrer las calles de la ciudad en dos intensas procesiones que llenaron de devoción carmelita rincones de la ciudad. Devoción palpable en Puerta Nueva, donde la Virgen del Carmen volvió a dejar ver su inconfundible silueta recortada en el cielo azul del barrio de la Magdalena. La Reina de Puerta Nueva caminó solemne a los sones de la banda del Cristo del Amor, en esta ocasión el paso fue exornado con rosas y orquídeas en las jarras y friso, mientras que en las esquinas llevaba nardos. Así, poco a poco, la Virgen del Carmen se adentraba por el castizo barrio de la Magdalena para volver a dejar su inconfundible sello.

Calor, algarabía hasta cantos al paso de la Virgen pusieron la nota popular a esta salida de la patrona de los marineros por las calles de la ciudad.

Mientras la Virgen del Carmen de Puerta Nueva buscaba su barrio antiguo, Santa Teresa de Jesús, titular de la archicofradía del Carmen de San Cayetano, bajaba la popular cuesta precediendo a la Virgen del Carmen coronada, cuyo blanco y resplandeciente palio ya se vislumbraba en el interior del templo carmelita.

La archicofradía de San Cayetano procesionó ayer marcada por la repentina pérdida de su consiliario y prior del convento de San José (San Cayetano), el padre José Manosalvas, cuyo funeral se celebró ante el paso de la Virgen.

Aunque la procesión se desarrolló con normalidad, la archicofradía tuvo muy presente a su consiliario, de este modo, se dedicaron varias oraciones en distintos puntos del recorrido, así como la primera levantá, palpándose en el rostro de muchos de los hermanos del Carmen la lamentable pérdida. Una ausencia que se hacía más llevadera al mirar el rostro de la Emperatriz cordobesa, la Virgen del Carmen coronada, imagen que volvió a lucir su hábito cubierto de joyas regalo de sus devotos, así como con la corona de oro que se le impuso el día de su coronación canónica. En cuanto al paso, fue exornado con nardos y rosas de pitiminí en color blanco, dejando un aroma difícil de olvidar.

La banda del Carmen de la localidad sevillana de Salteras acompañó a la Virgen en su caminar con un repertorio donde no faltaron marchas como La Virgen del Carmen o el popular himno a la Virgen del maestro Bedmar.

Dos procesiones, dos imágenes pero un mismo sentir la devoción y el cariño que Córdoba profesa a la Virgen del Carmen, la hermosa flor del Carmelo.

Outbrain