Electro Muebles Quivir es el claro ejemplo de una empresa familiar caracterizada por la capacidad de servicio, la humildad, el trabajo y la constancia. El alma de esta empresa es Manuel Madueño, un villafranqueño que lleva más de 25 años dedicado al sector del mueble de cocina y que cuenta con dos espléndidas exposiciones, una exclusiva de cocinas en la Glorieta Amadora, de Córdoba, y otra de muebles de hogar, decoración y cocinas en Villafranca. La máxima de esta empresa, que sigue manteniendo los pueblos de trabajo y solicitando servicios a montadores autónomos es la eficiencia en sus servicios, tanto durante la venta como a nivel de posventa. El poder seguir en la brecha ha estado derivado por la capacidad emprendedora de todo su personal, que quiere agradecer desde estas líneas la confianza que día a día le depositan los cordobeses, muchos de los cuales han ido comunicando a sus amigos y familiares la calidad de estos muebles.