Agricultura

La Junta realiza el descorche en montes públicos de Belmez, Villanueva del Duque, Espiel y Hornachuelos

La saca del corcho producirá en menos de un mes 38.000 kilos de este producto y genera en estos municipios 850 jornales

El delegado de Medio Ambiente, en una finca de alcornoques en Córdoba.

El delegado de Medio Ambiente, en una finca de alcornoques en Córdoba. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

La Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul está llevando a cabo en los montes públicos de la Junta de Andalucía en la provincia de Córdoba los trabajos de descorche que, antes de que acabe este mes, van a generar unos 850 jornales directos en el campo y a producir en torno a los 3.800 quintales de corcho, unos 38.000 kilos de este producto escaso en el mundo y cada vez más cotizado.

Andalucía es, con diferencia, la primera productora nacional y en concreto, el corcho producido en la Sierra Morena cordobesa de una excelente calidad. Aunque su destino principal sigue siendo el tapón para vinos y similares, hoy es demandado para otros muchos usos, como aislante y elemento para la fabricación de múltiples objetos.

Montes públicos

Los montes públicos de la provincia donde se efectúa la saca se extienden tanto por el norte de la provincia, en los términos municipales de Belmez, Villanueva del Duque y Espiel, en los montes de El Moro, Matas Hermosas y La Zarca; como al sureste, en el término municipal de Hornachuelos, más en concreto el monte Pedrejón Alto.

“Los trabajos de la saca del corcho, que han sido adjudicados a empresas locales, corcheros y arrieros de la zona, suponen un importante estímulo económico para los habitantes de estos municipios rurales que permiten la profesionalización de un arte tradicional y la fijación de población en las zonas rurales”, ha destacado el delegado territorial de Sostenibilidad, Rafael Martínez.

“La novedad este año para un mejor aprovechamiento de corcho ha sido la clasificación sobre el terreno según las diferentes calidades, como son de reproducción, delgado, refugo y bornizo”, ha explicado Martínez. De esta forma, añade, “se consigue una mayor eficacia en su posterior distribución entre las diferentes industrias de transformación”. La incorporación de esta mejora en el servicio se efectúa a través de la Agencia de Medio Ambiente y Agua (AMAYA).