Congreso de Olivicultura y Elaiotecnia

Mundolivar plantea el reto de convertir EEUU en el principal país consumidor de aceite de oliva

Los participantes en el encuentro coinciden en que España debe seguir siendo líder mundial en producción y comercialización

Una de las mesas redondas que se han celebrado este miércoles en Mundolivar.

Una de las mesas redondas que se han celebrado este miércoles en Mundolivar. / CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

Diario CÓRDOBA

El Congreso Mundial de Olivicultura y Elaiotecnia, Mundolivar, que se ha clausurado este miércoles, se ha convertido en el epicentro del sector del olivar y el aceite de oliva al lograr reunir a todos los actores de la cadena de valor. 

El encuentro se ha estructurado en torno a nueve mesas redondas en las que se puso de manifiesto que España debe seguir siendo líder mundial en producción y comercialización de aceite de oliva virgen extra, un producto «resiliente, que está por encima del precio y que cuenta con la fidelidad del consumidor». Al mismo tiempo, se planteó que EEUU se convierta en el principal país consumidor.

Sobre esto, el presidente de Deoleo, Ignacio Silva, se mostró seguro y afirmó que «pasará lo que queramos que pase». «Si somos capaces de defender el mercado, la calidad y la categoría, construiremos la senda para que sea el número uno», añadió. Todos coincidieron en que el país norteamericano es un mercado «extraordinario y de futuro», donde el consumo se ha resentido poco y da pistas de lo resiliente que es el aceite de oliva, si bien apuntaron que el consumo sí ha caído de forma más drástica en otros mercados como el coreano.

La sostenibilidad y la eficiencia han sido términos que han estado también presentes de manera continua en las intervenciones de los más de 50 ponentes nacionales e internacionales que han participado en Mundolivar. También se ha hablado del gran potencial del olivar para recuperar la biodiversidad, así como de la revolución genética para el control de plagas y la lucha contra el cambio climático, y de la Inteligencia Artificial como una realidad ya presente tanto en el campo como en la almazara, que ofrece grandes oportunidades para predecir y optimizar el proceso de elaboración del aceite de oliva con el fin de lograr la máxima calidad.

Participantes en el congreso, en uno de los recesos.

Participantes en el congreso, en uno de los recesos. / CÓRDOBA

Innovación

Sobre el consumo de aceite de oliva, indicaron que hay que poner al consumidor «en el centro y satisfacer sus necesidades». A su vez, apostaron por la calidad, la innovación y la promoción, aumentando el presupuesto destinado a este fin con el objetivo de impulsar la imagen de que «España es líder absoluto a nivel mundial».

Antonio Luque, presidente de Dcoop, abogó por un trabajo conjunto por parte de todo el sector para que los «jóvenes conozcan y valoren el aceite de oliva». A juicio de todos los participantes, la transparencia, la trazabilidad, la sostenibilidad y la innovación son pilares fundamentales para atraer a este tipo de consumidor. Por su parte, Antonio Gallego, director general de Migasa, apostó por acercar el trabajo del agricultor al consumidor final. Y, Jorge De Melo, CEO de Sovena, se mostró optimista: «El mercado volverá, el consumidor es fiel y lo vamos a conseguir».

Zona expositiva

Además de las mesas redondas, el congreso Mundolivar albergó un área expositiva en la que más de 40 empresas proveedoras del sector pudieron establecer contacto presencial con los participantes en el mismo.

Por otro lado, durante el encuentro se desarrollaron varios talleres prácticos con gran éxito de asistencia.