Kiosco

Diario Córdoba

Presentado el aforo para Andalucía, estimado en dos millones de toneladas

La producción citrícola en Córdoba se prevé un 31,8% inferior a la anterior, con 281.450 toneladas

Sevilla, Huelva y Córdoba son los máximos productores y la mayor caída está en el Valle del Guadalquivir

Antonio Carmona, Palmanaranja; Esperanza Caro de la Barrera, alcaldesa; Consolación Vera, secretaria general de Agricultura; delegado territorial, Francisco Acosta E. MANZANO

El aforo de la Junta de Andalucía para la campaña 2022-2023 prevé que la producción de naranja dulce de Córdoba sea de 281.450 toneladas, un 31,8% menor que la anterior, 2021-2022, que ha sido de 412.384 toneladas. Junto a mandarina, limón y pomelo, la producción estimada es de 288.274 toneladas, frente a las 422.021 toneladas de la anterior, es decir, un 31,7% menos. Estos son los datos estadísticos de la nueva campaña citrícola, que según el presidente de la asociación profesional citrícola Palmanaranja, Antonio Carmona, se iniciará en Córdoba de forma inminente con tareas de recolección, mientras que en Huelva ha comenzado ya en algunas variedades.

Para Carmona, Palma del Río, como epicentro del sector citrícola en la provincia, y Andalucía en general gana peso como la primera comunidad productora de naranja dulce en el territorio nacional, pero la campaña arranca en una situación complicada. Recuerda que "venimos de una campaña muy mala, donde se ha quedado naranja en el árbol, y nos enfrentamos a un aumento de costes abismal, tanto en el campo como en producción y comercialización". Para el presidente de la interprofesional, "cada vez es más difícil tener garantía de rentabilidad, hay que revertir la situación". Vuelve a mostrar la amenaza que suponen "países que entran en competencia desleal, como Marruecos y Egipto, que no tienen los mismos parámetros fitosanitarios". Por otro lado, subraya la situación de sequía, diciendo que "va a condicionar la campaña, necesitamos que la fruta consiga el calibre y la calidad necesaria para comercializar". Plantea la necesidad de acciones para paliar la sequía y ya alude a la situación crítica que se puede vivir en la próxima campaña. Carmona no olvida que necesitan una rentabilidad equilibrada y justa en toda la cadena para afrontar el futuro con optimismo, y subraya que "el sector de los cítricos es motor económico y social en Palma y en toda la zona".

Más calor, menos dotación de riego

El aforo citrícola 2022-2023 se ha hecho en 1.067 parcelas, una superficie de 6.543 hectáreas, es decir, un 7,8% de la superficie citrícola de Andalucía. Entre los datos más llamativos, aparte de la escasez de precipitaciones, destacan las altas temperaturas, sobre todo la subida del mes de julio, que, según los técnicos, "ha sido brutal". A esta realidad indican que hay que sumar una menor dotación de riego.

Las conclusiones técnicas del aforo para la inminente campaña es una producción de cítricos en Andalucía cercana a los 2 millones de toneladas, con un descenso del 25,1% con respecto a la del 2021-2022; que la naranja dulce disminuye su producción un 29,9%; un año agrícola caracterizado por la falta de lluvia y dotaciones de riego, factor determinante de la cosecha. Otros datos hablan del destino a industria o fresco, que dependerá en gran medida de los calibres que se alcancen y de los precios estipulados en el momento de la comercialización. En cuanto al empleo, se estima en 4,21 millones de jornales, de los cuales 2,41 corresponderían a la labores de recolección.

La Junta habla de "tormenta perfecta", argumentando el conflicto con Ucrania, la sequía y la inminente entrada en vigor de la nueva PAC

decoration

La secretaria general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Consolación Vera, no duda al dibujar un escenario ante el inicio de la campaña de cítricos de "tormenta perfecta", argumentando el conflicto con Ucrania, la sequía y la inminente entrada en vigor de la nueva PAC. En este punto dice que "tenemos que ser realistas, perjudica al campo andaluz". Vera ha anunciado que la Consejería está estudiando ayudas específicas al sector de los cítricos, una ayuda adicional para implementar los 9 millones ya fijados. Explica que con la nueva PAC, Andalucía pierde un 10% de los fondos directos al año, que en Córdoba es un 7% menos.

Un trabajador de la recogida de la naranja en una explotación de Palma del Río. Imagen de archivo. FRANCISCO GONZÁLEZ

Por su parte, la alcaldesa palmeña, Esperanza Caro de la Barrera, desde el impacto socioeconómico en la ciudad, dice que la agricultura representa a más del 50% de la población activa, del sector primario, y se suma a la calificación de "tormenta perfecta" de la secretaria general, enarbolando también "la inflación provocada por el conflicto en Ucrania, la sequía y la competencia desleal de países terceros". Desde un planteamiento de colaboración público privada y trabajo entre administración afirma que “hay que buscar soluciones, la situación es complicada”. Añade que hay que estar muy pendiente de la Ley de la Cadena Alimentaria, y pide que "se cumpla a rajatabla".

El delegado territorial de Agricultura, Francisco Acosta, recalca la importancia del cítrico como motor de la economía. Pone de manifiesto las ayudas al sector, con más de 6 millones de euros, y ante la situación de sequía, resalta la creación de la Mesa de la Sequía con la participación de todos los actores, diferentes administraciones, sectores productivos y también el sector privado, y apunta a la necesidad de más infraestructuras.

Compartir el artículo

stats