El delegado territorial de Agricultura, Juan Ramón Pérez, ha mostrado su sorpresa ante las acusaciones del PSOE respecto a las ayudas a la modernización de explotaciones agrarias de las que, en el caso de la provincia de Córdoba, se han beneficiado de la última entrega de resolución de ayudas 387 agricultores y ganaderos, con un total de 21 millones.

El delegado ha señalado que en Andalucía “hemos destinado a modernización el mayor presupuesto de todo el período del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2014-2020”, y ha subrayado que, “pese al incremento de las solicitudes (2.000 más) y a la pandemia del covid-19, también hemos acortado los tiempos en su resolución con respecto a la administración socialista”. Pérez ha resaltado que “con un 30% más de solicitudes hemos tardado cuatro meses menos que en la última convocatoria de 2016”.

Pérez ha puesto de manifiesto que “la convocatoria inicialmente se publicó por 60 millones de euros, el máximo disponible en ese momento del PDR, sumándole después, con la reprogramación, 45 millones de euros más, hasta los 105”. El delegado ha lamentado que “en lugar de valorar el esfuerzo realizado por la Consejería para aumentar el número de beneficiarios y acortar los plazos de concesión de las ayudas, el PSOE vuelve a utilizar al campo para la confrontación política”.

El delegado ha explicado que, “como bien deberían saber en el PSOE, estas subvenciones se convocan en régimen de concurrencia competitiva, lo que significa que se subvencionan los proyectos de inversión una vez priorizados de acuerdo con los criterios de valoración aprobados en el PDR hasta que se agote el presupuesto de la convocatoria, por lo que se subvencionan los proyecto que mejor contribuyen a los objetivos fijados en el PDR de Andalucía”.

Respecto a la ejecución de los fondos de Desarrollo Rural relativos al período 2014-2020, Juan Ramón Pérez ha aseverado que “estamos hablando de la submedida 4.1 y la Consejería de Agricultura ha comprometido todo el presupuesto disponible en el PDR 2014-2020, incluyendo los fondos del período transitorio 2021-2023”.

La ayuda media de los expedientes aprobados en esta convocatoria por el Gobierno andaluz se ha situado en 47.600 euros por explotación.

Pérez ha instado al PSOE de Córdoba a trasladarle al Gobierno de España necesidades fundamentales para el sector, en un contexto en el que el IPC se encuentra en su nivel más alto desde 1984 y con los agricultores soportando costes de producción más que elevados. Entre ellas ha subrayado la importancia de que el Ministerio aplique una doble tarifa eléctrica para el regadío, que abarataría la factura, y que baje el IVA de los insumos.

El delegado ha pedido al PSOE que, “tal y como hemos solicitado las comunidades autónomas, solicite al Gobierno una reducción genérica del IRPF del 50% que ayude a compensar el incremento de los costes y la situación de sequía”. Como ha lamentado, “de poco sirve el 20% que ha autorizado el Ejecutivo central”.

Juan Ramón Pérez ha recordado las quejas de organizaciones agrarias al Ministerio de Agricultura por la activación de estas ayudas “sin contar en ningún momento con su opinión o asesoramiento, como tampoco han tenido en cuenta a las comunidades autónomas”. Por el contrario, el delegado ha señalado que “la Consejería ha contado con la participación de las organizaciones agrarias, opas y cooperativas en todo el proceso, desde un inicio con aportaciones para la modificación de las bases reguladoras y convocatoria, así como en el momento de la tramitación de las ayudas a agricultores y ganaderos”. Todos ellos, ha añadido, “son conscientes de que se trata del mayor presupuesto del período 2014-2022 y de que hemos ampliado la convocatoria en 45 millones de euros”.

Pérez ha insistido en que “en cuanto al presupuesto de las ayudas a la modernización, la Consejería ha convocado la totalidad del programa del PDR y, además, la ejecución del gasto ha superado el 100% de ejecución en la regla de gasto”.

El delegado ha concluido resaltando el papel de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en la defensa de los intereses y necesidades de los agricultores cordobeses, “con la puesta en marcha de medidas propias, y solicitando al resto de las administraciones otras que pueden activar en el marco de sus competencias”. Como ejemplo, ha indicado que “gracias a las reiteradas peticiones por parte de Andalucía, Europa ha accedido a activar la Medida 22, que supondrá ayudas para los sectores productivos más perjudicados por los altos costes de producción”.