Los delegados de Desarrollo Sostenible, Giuseppe Aloisio y de Agricultura, Juan Ramón Pérez, junto al alcalde de Cabra, Fernando Priego, han liberado hoy a varios ejemplares de rapaces recuperadas en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas, el CREA Los Villares, en concreto, se ha realizado la suelta de dos buitres leonados y dos búhos reales, que hoy regresan a su medio natural.

El CREA de Los Villares se encarga de recuperar aquellas especies silvestres amenazadas que lo necesitan. Actualmente en lo que va de año han ingresado en el CREA 655 ejemplares de los que más de un 53% se ha conseguido recuperar y devolver al medio natural.

Uno de los ejemplares de buitre leonado ingresó en el mes de mayo con una profunda herida pectoral que llegaba hasta el hueso y que tras mucho tiempo de curas ha ido regenerando el tejido muscular que le faltaba y ejercitando en el voladero hasta su completa recuperación. El otro ejemplar de buitre leonado ingresó en octubre con debilidad y desnutrición e igualmente ha permanecido en el voladero junto a otros individuos de su especie recuperándose y ejercitándose.

Uno de los ejemplares liberados en Cabra. CÓRDOBA

En cuanto a los búhos reales liberados, tras pasar un tiempo en el voladero ejercitándose, se han recuperado perfectamente. Uno de ellos se ha recuperado de una fractura a nivel de la articulación del carpo-metacarpo y el otro ejemplar, que ingresó en el CREA con trozos de alambre de espino incrustados en la piel y rotura de tejidos, ha respondido muy bien y ha regenerado los tejidos dañados.

El delegado de Desarrollo Sostenible ha resaltado el importante trabajo de los agentes de Medio Ambiente, que son los que se encargan de recoger, custodiar a los animales heridos y transportarlos al centro de recuperación. “Hay que agradecer su labor, sin ellos no sería posible el éxito de la recuperación y vuelta al medio de estas especies”.

Suelta de aves recuperadas en el CREA de Los Villares, en Córdoba. CÓRDOBA

La suelta ha tenido lugar en el mirador del Monte Picacho, próximo a la ermita de Virgen de la Sierra en Cabra, un lugar muy propicio por ser un enclave elevado desde el cual los ejemplares pueden remontar el vuelo y orientarse con facilidad.

Además, la ermita está ubicada en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas que también es una zona declarada de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y de Especial Conservación (ZEC) y cuenta con el hábitat idóneo para estas especies, contando además con una colonia de buitres leonados a la que estos ejemplares liberados podrían unirse.