En los próximos días, posiblemente el lunes 18, se prevé que empiecen los trabajos de recolección en la actual campaña citrícola en la Vega del Guadalquivir de Córdoba, días más tarde, en torno al 25, comenzará en las plantas comercializadoras. El aforo presentado por la Junta de Andalucía para la provincia de Córdoba, cuya superficie citrícola está centralizada en Palma del Río, Hornachuelos, Fuente Palmera y Posadas, es de en torno a 364.000 toneladas, frente a la anterior fue de 378.000 toneladas.

Por su parte, la previsión de la asociación profesional citrícola Palmanaranja al inicio de la campaña en cuanto a empleo es similar a las de años anteriores. Los últimos datos de cierre que maneja la interprofesional son de 160.000 jornales en el campo y 112.000 en los almacenes.

Entre las incertidumbres a las que se enfrenta este importante sector para la economía de la zona de Palma del Río (Palmanaranja trabaja con una superficie citrícola de 5.600 hectáreas en la zona productora cordobesa del Valle del Guadalquivir), es la reserva hídrica, la falta de precipitaciones que ha conducido a comunidades de regantes a reducir la dotación de riego entre un 25 y un 30%, según indica el presidente de Palmanaranja, Antonio Carmona.

Al mismo tiempo, afirma que «los agricultores han hecho un uso responsable de la dotación para sacar la campaña adelante», aunque indica que «de aquí a primavera tiene que llover porque si no no podremos regar en la cosecha». Habría que recoger entre 400 y 500 litros por metro cuadrado para normalizar la situación. Carmona explica que la dotación normal por hectárea citrícola es de 4.500 metros cúbicos y que cuando hay agua suficiente se cuenta con hasta 5.500. Por eso manifiesta que «la falta de agua es la principal amenaza para la fruta».

Sobre la comercialización de la producción advierte de la existencia de fruta en mercados europeos que procede del Hemisferio Sur, concretamente de Sudráfica. Al respecto apunta que «es una incógnita hasta cuando va a estar esta fruta en los mercados europeos». 

Carmona recuerda que los socios de la interprofesional comercializan en Alemania, Francia, Holanda y Polonia y desde la Junta también se apunta como país de destino Portugal.

Por otro lado, el sector ha estado en Fruit Attraction bajo la Marca de Garantía Naranjas del Valle del Guadalquivir, firmas que integran Palmanaranja como Guadex, Coare, Zamexfruit y Sunarán a la que pertenece Antonio Carmona que afirma «es un buen momento, por la fecha, para conocer la demanda de los clientes».