QUEJA ECOLOGISTA

Alertan sobre el «peligro» de las plantas solares para la campiña

La plataforma Pcaeh asegura que tienen un «impacto irreversible» para la biodiversidad | También dicen que se están viendo afectadas varias especies de aves rapaces autóctonas

Alertan sobre el «peligro» de las plantas solares para la campiña

Alertan sobre el «peligro» de las plantas solares para la campiña

La Plataforma para la Conservación de las Aves Esteparias y sus Hábitats (Pcaeh) ha alertado del «peligro que supone» la proliferación de las plantas solares para el ecosistema de las campiñas.

Según ha informado este colectivo en una nota de prensa, la plataforma está preparando una serie de alegaciones a varios proyectos de plantas solares que, a su juicio, «podrían transformar de forma impactante el paisaje ambiental y cultural de la campiña cordobesa».

De hecho, añaden, «no son pocos los proyectos que guardan cola para instalarse en zonas de la campiña de los términos municipales de El Carpio, Bujalance, Córdoba, Castro del Río, Montemayor, Montoro, Almodóvar, Posadas, Fuente Palmera y Guadalcázar». Estos proyectos, añaden desde la plataforma, albergarán miles de hectáreas de plantas solares fotovoltaicas, «lo que implica perder un hábitat único de la provincia de Córdoba, un paisaje sin igual, y una parte de nuestra historia y de nuestra cultura. Y, por supuesto, un valor incalculable para nuestras aves esteparias».

Explica esta organización ecologista que el territorio que albergará estos proyectos son zonas especialmente sensibles y, en la mayoría de los casos, enclaves catalogados dentro del Plan de Conservación de Aves Estaparias de Andalucía como zonas de importancia para este tipo de aves e incluso del Plan de Conservación de Aves Necrófagas, contando por lo tanto, con especial interés para la conservación de especies y hábitats. Explican que en estos momentos proliferan las plantas solares menores de 50 MW, colindantes unas con otras y que comparten líneas eléctricas de evacuación, para evitar «la estricta y restrictiva evaluación ambiental».

Consideran desde este colectivo que la proliferación de estas instalaciones en la Campiña de Córdoba y Baena «pueden dar al traste con las ya mermadas poblaciones de avutarda, aguilucho cenizo, carraca europea o cernícalo primilla». Asimismo creen que el avance de estas iniciativas energéticas, «pueden terminar con las últimas dehesas de encinas milenarias de la campiña cordobesa (zona de Guadalcázar y Almodóvar), de modo que se ve perjudicada la reproducción y la presencia de aves rapaces como el elanio azul, el águila culebrera o el busardo ratonero, entre otras». Además, creen que también peligran las grandes rapaces como el águila real, el águila perdicera y el águila imperial, «que utilizan estas zonas en su fase de dispersión juvenil, convirtiéndolas en lugares básicos para las estrategias de conservación de estas especies».

Por todo ello, la Plataforma de Aves Esteparias solicita a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Sostenible «que se declaren estos espacios como de máxima sensibilidad para las aves esteparias y se inhabilite su uso para proyectos fotovoltaicos que tienen un impacto irreversible para la biodiversidad de nuestra campiña». Recuerda este grupo que «recientemente hemos asistido a la puesta en marcha de una guía orientativa para la implantación de plantas fotovoltaicas que ha sido retirada por presiones de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía y eso que contemplaban zonas de gran interés como compatibles. La Pcaeh considera que «ya es hora de la responsabilidad política racional y no especulativa», porque «los cambios de cultivo de cereales por olivares de intensivo y superintensivo junto a las instalaciones industriales fotovoltaicas provocará un impacto sobre estas aves como jamás se ha conocido».

Desde la plataforma afirman que «estamos totalmente de acuerdo con las energías renovables, pero consideramos que su implantación no puede realizarse sin la planificación adecuada, ni a cualquier precio».