+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA / JULIA MUÑOZ

«La bajada de la asistencia a clase nos preocupa bastante»

Decana de la facultad de Ciencias del Trabajo

 

Julia Muñoz Molina lleva tres años y medio al frente del decanato de la facultad de Ciencias del Trabajo. - A.J. GONZÁLEZ

Ana Moreno Ana Moreno
06/12/2017

-¿Cómo está siendo este primer cuatrimestre del curso?

-Complicado, el adelanto del inicio del curso académico unido al calendario de exámenes de septiembre han motivado una mayor carga de trabajo tanto en la secretaría del centro como en el profesorado, que se ha visto desbordado desde el mismo uno de septiembre con exámenes y su corrección, preparación de clases e impartición de las mismas. Salvado este inicio, la ordenación académica de los distintos grados del centro transcurre con normalidad, si bien cabría destacar la bajada de asistencia a clase del alumnado, que es generalizada y nos preocupa bastante a todo el profesorado.

-¿Qué balance haría del curso pasado?

-Positivo, hubo mejores resultados académicos. En ello ha podido influir la reducción del número de alumnos de nuevo ingreso, objetivo que nos planteamos al inicio de nuestro mandato. Superamos con éxito el proceso de renovación de la acreditación de los dos grados del centro y se implantó de forma satisfactoria el doble grado en Turismo y Traducción e Interpretación. En cuanto a instalaciones, mientras nos construyen el nuevo aulario en la zona del Vial Norte para el grado de Turismo, este se está impartiendo en el aulario Menéndez Pidal con una significativa mejora tanto en mobiliario y pintura, como en equipamiento tecnológico.

-¿Qué proyectos están llevando a cabo o tienen pensado llevar en este curso?

-En este nuevo curso hemos iniciado la implantación del plan de plurilingüismo en el grado de Turismo, que era uno de los objetivos marcados en nuestro programa, dada la importancia de las competencias lingüísticas de nuestro alumnado para su mejor empleabilidad. En este sentido, hemos incorporado un módulo de 30 créditos impartidos en su totalidad en inglés. En este curso académico se han implantado la mitad de ellos y el proceso quedará culminado en el curso próximo. Estamos estudiando a fondo los contenidos académicos de los dos grados, fundamentalmente en materia de optatividad, con el objetivo de acercar los planes de estudios a los perfiles demandados por el mercado. Respecto a calidad, la facultad cuenta con planes de mejora anuales con seguimientos trimestrales que nos permiten la mejora en la toma e implantación de decisiones. Se ha mejorado la formación permanente para los alumnos del grado de Relaciones Laborales y Recursos Humanos con la implantación del curso de experto en Asesoría Jurídico- Laboral. Durante este mandato, la facultad se ha ido adaptando a la nueva realidad digital, fruto de ello ha sido la incorporación de la misma a las redes sociales. Se sigue avanzando en la mejora de las instalaciones y equipamientos de la facultad.

-Tras 3 años y medio al frente del decanato de la facultad de Ciencias del Trabajo, ¿cómo afronta el final de este mandato?

-Con la misma ilusión que llegué y ganas de seguir avanzando por el bien de todos los estamentos del centro , estudiantes, PAS y profesorado.

-¿Se plantea repetir cargo en las futuras elecciones a decano del centro?

-Lo estoy meditando, todavía tenemos tiempo para pensarlo.

-¿Cómo han sido estos tres años a cargo de la facultad?

-Intensos, pero me he sentido muy querida y apoyada por mi equipo y por todo el personal, no solo del centro sino también del Rectorado y por supuesto por los decanos y de los centros.

-¿Cuál diría que es el punto fuerte de Ciencias del Trabajo?

-El clima laboral, que hace que nos sintamos como una gran familia.

-¿Cree que existen aún carencias que solventar? ¿Cuáles?

-Evidentemente hay que reducir la carga docente del profesorado; con la crisis económica se incrementó dicha carga en 8 créditos, situación que se mantiene en la actualidad. Tenemos que mejorar la empleabilidad de nuestros egresados que también se ha visto resentida por la crisis y avanzar en la adaptación a las nuevas tecnologías y a la realidad social de nuestro entorno.

-¿Cómo les pondría solución?

-La carga docente del profesorado no depende de nosotros, pero es un aspecto sobre el que continuamente insistimos en las instituciones competentes. Solventar este problema ayudaría mucho a avanzar en la mejora docente y en la motivación del profesorado, que en nuestra macroárea se encuentra sobrecargado. Respecto a la empleabilidad, estamos muy atentos al entorno socio-económico. Contamos con una comisión externa de expertos en cada uno de los grados, con el objetivo de adaptar y modificar los planes de estudio.