+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ENTREVISTA

Alfonso Zamorano: "La UCO puede presumir de su representación estudiantil"

Vicerrector de Estudiantes de la UCO

 

Alfonso Zamorano, vicerrector de Estudiantes. - MIGUEL ÁNGEL SALAS

ANA MORENO
13/09/2017

-Comienza un nuevo curso en la UCO, pero antes de hablar de lo que está por venir, qué balance haría del 2016/2017?

-El balance es muy positivo. En materia de representación estudiantil se pudo ajustar y coordinar la relación con cada CEC de forma ágil y muy cooperativa. Se concluyeron los distintos programas de becas (más de 2 millones de euros). Se superaron las expectativas y los datos del curso anterior con relación al PACE: se llegó a más alumnado y se corrigieron disfunciones del curso anterior. Se aprobó una nueva normativa de funcionamiento y organización de la biblioteca. Se aprobó una nueva normativa sobre calidad del profesorado (encuestas), que tendrá que desarrollar algunos aspectos en este curso. Por primera vez en varios años, se cubrieron las plazas de alojamiento en Colegios Mayores y en Lucano. Hubo numerosas actividades de tipo social, cultural y deportivo. Se avanzó en materia de igualdad: con nuevos programas dirigidos al alumnado. En materia de control docente se lograron índices sobresalientes en cumplimiento y en análisis de situaciones…

-El curso pasado estuvo marcado por la disolución de la Mesa del CEU, lo que dejó a la Universidad de Córdoba sin esta representación en los últimos meses del curso. ¿Cómo ha gestionado la situación el vicerrectorado de Estudiantes durante los últimos meses de curso y la preparación de este nuevo período lectivo como órganos gestor de la representación estudiantil?

-Ante la disolución del CEU, adopté la medida, de la que informé en Comisión de Asuntos Estudiantiles, de tener como interlocutor a cada uno de los presidentes/as de cada CEC. Antes tenía un solo interlocutor y ahora tenía 11. Ha sido muy positivo, ágil y cooperativo. Todos los CEC han ayudado en la gestión y los problemas o situaciones se han resuelto de forma rápida y consensuada. La idea es que, cuando haya elecciones, se vuelva a constituir CEU y se vuelva a la situación anterior.

-¿Qué expectativas tiene para el 2017/2018?

-Para este curso pretendo asentar cada uno de los programas ya puestos en marcha en cursos anteriores y espero similares o mejores resultados incluso. La cooperación de toda la comunidad universitaria es fundamental y está siendo muy positiva.

-¿Cuándo volverá a tener la UCO una representación estudiantil a través del CEU y su Mesa?

-En el momento en que tengamos elegidos todos los delegados de centros, constituidas las nuevas mesas de cada CEC y sea aprobado el calendario por la Comisión Electoral.

-De cara a las próximas elecciones para el Consejo de Estudiantes, ¿se conocen ya a los posibles candidatos para ocupar estos puestos?

-Desconozco ese dato. Siempre he dejado plena independencia y autonomía en ese sentido. Me enteraré cuando se active el calendario electoral, como el resto de la comunidad.

-¿Esta situación ha marcado un antes y un después en el ámbito de la representación estudiantil de la Universidad de Córdoba?

-En absoluto. Ha sido una situación coyuntural y se ha resuelto de forma cooperativa y favorable. La UCO puede presumir de su representación estudiantil, volcada en sus compañeros y sus reclamaciones, sin buscar nada a cambio. El trabajo en equipo y la buena disposición gobiernan cada una de las reuniones a las que han sido convocados por mí. Es también nuestra seña de identidad como gobierno de la UCO: trabajo duro por y para la comunidad universitaria.

-Muchos presidentes de Consejo de centros comentaban a Diario CÓRDOBA al finalizar el curso que este vacío de poder en CEU podría servir como oxígeno para este organismo y como un método para «cargar las pilas» y volver al trabajo «con más ganas»...

-Bueno, todas las situaciones que se dan en una institución compleja como la universidad nos sirven para reflexionar. Esta, supongo, también, pero sin más trascendencia. La relación entre todos los CEC es buena y dinámica; así intento que se trabaje y responde siempre muy bien.

-¿Volverá CEU a ser como antes o tendrá una nueva normativa o control de cara a posibles situaciones similares?

-Quizá, tras la experiencia, sea conveniente incluir algún artículo en la normativa actual que palie la situación creada. Dicho artículo puede ir en la línea de lo que he adoptado, ya que ha funcionado muy bien. Pero, como siempre, hablaré con los estudiantes y se hará lo que la mayoría determine, a ser posible a lo que todos por consenso lleguemos.

-Por otro lado, este nuevo curso también es importante para la UCO por el estreno de nuevas titulaciones, sobre todo el Grado en Cine, único en Andalucía. ¿Qué expectativas tiene de esta nueva titulación, desde el punto de vista de los estudiantes?

-Pues las expectativas son excelentes. El número de solicitudes ha sido elevado y de matriculados también. Hoy he tenido oportunidad de darles la bienvenida en una de las jornadas de acogida y se les veía con entusiasmo. Es un Grado que se nos presenta como una oportunidad de cubrir perspectivas laborales que no se cubren con la formación adecuada. El hecho de ser único en Andalucía también le imprime cierto carácter de responsabilidad y de oportunidad.