+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA DELEGACIÓN DEL PSOE DE CÓRDOBA EN EL CONGRESO REGIONAL

El PSOE de Córdoba gana peso

Los socialistas ganan dos puestos en la nueva ejecutiva regional, pasan de tres a cinco. La primera jornada de la convocatoria resulta de una tranquilidad absoluta. Y nadie habla de Pedro Sánchez

 

Delegación del PSOE de Córdoba e invitados presentes en el 13º congreso regional socialista que se celebra en Sevillla. - MANUEL MURILLO

Más fotos

Galería: Fotogalería / Congreso del PSOE-A

Galería: Fotogalería / Congreso del PSOE-A

Galería: Fotogalería / Congreso del PSOE-A

La delegación de Córdoba llegó navegando en su balsa de aceite a la balsa de aceite en la que se desarrollaba la primera jornada del 13º congreso del PSOE de Andalucía. Los 39 delegados de la provincia pertenecen a la corriente de la secretaria general electa, Susana Díaz, proclamada en junio tras reunir miles de avales frente a los 800 que sumó quien quería competir en ese proceso, Francisco Tirado, que no consiguió suficiente respaldo como para llegar a la votación. Así, la delegación cordobesa estaba completamente cohesionada, a tono con el ambiente, pues también respaldan a Díaz el 90% de los 498 delegados andaluces reunidos en Sevilla. Tranquilidad absoluta. Así eran ayer las cosas.

Hoy, ¿quién sabe? Hoy toca el momento del morbo, la llegada del secretario general federal, Pedro Sánchez, y su primer encuentro personal con Susana Díaz desde las primarias. Pero, ayer… Ayer no se hablaba «de Pedro» en el hotel Barceló Renacimiento. Lo que no quiere decir que no se le enviaran mensajes. Como el de «Andalucía, la fuerza socialista», lema de un cónclave en el que el discurso de la secretaria general incidió mucho en la igualdad. No solo de género, sino muy especialmente en la igualdad entre las «personas» frente a la competencia de los territorios. Con la situación de Cataluña, es lo que toca. Muchas referencias a una cuestión que se resume en el «soy socialista andaluza y me siento española» que enunció la líder del PSOE-A desde el estrado.

Fue también momento de encuentros y de casi rehabilitaciones, con la presencia de los anteriores presidentes andaluces y secretarios regionales del partido: José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que mantiene un magnífico buen aspecto. Alfonso Guerra fue otro de los «históricos» que acudieron a darle cobertura a Susana Díaz. Y, en cierto modo, a recibirla de ella, que no renuncia a estos apoyos aunque no fueron suficientes para ganar las primarias federales. A ellos tampoco les va la «plurinacionalidad» que marca ahora la agenda del PSOE dejando atrás la resolución de Granada, y que promete ser uno de los factores de desencuentro interno entre los andaluces y el federal.

Pues volviendo a la delegación de Córdoba, llega unida (dado que no hay en ella sitio para la discrepancia, como han reprochado los sanchistas, que no consiguieron votos para hacerse un hueco) y con un talante (hoy que es tiempo de recuerdos) muy distinto al de aquel congreso regional del año 2000 en que llegó dividida entre los delegados de José Mellado y los de Matías González, una brecha que se trasladó al congreso provincial, en el que finalmente ganó José Antonio Ruiz Almenara. Hablamos del año 2000.

En este 2017 no hay más que ver la foto de grupo de la delegación de Córdoba, con el gesto amistoso del actual secretario general y presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, hacia el presidente de la Diputación y alcalde de Rute, Antonio Ruiz, que aspirará a la secretaría general en el próximo congreso provincial de Córdoba.

Tal y como se pergeñaba la nueva ejecutiva regional, ayer, y al cierre de esta edición, se conocía la salida de la hoy delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba, Rafi Crespín, que dejará la secretaría de Política Municipal, tal vez en manos del alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, que gana peso en la dirección andaluza. Permanecerá también en este órgano Esther Ruiz, delegada de Educación de la Junta de Andalucía. Y las nuevas incorporaciones serán previsiblemente las del alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la de la diputada en el Congreso María Jesús Serrano. De confirmarse, Córdoba contaría con dos puestos más (pasa de tres a cinco), ya que Juan Pablo Durán se incorpora como miembro nato en su calidad de presidente del Parlamento.

Del comité director, máximo órgano entre congresos, se preveía que iban a formar parte Antonio Sánchez Villaverde, Francisco Zurera, José Ignacio Expósito, Rafael Morales, Telesforo Flores, Soledad Pérez, Isabel Ambrosio, Teresa Romero, Francisca Carmona, Inmaculada Durán y Ángeles Luna.

Ahora, el PSOE de Córdoba preparará su congreso, que se celebrará el 21 de octubre en Lucena. Antonio Ruiz será candidato a las primarias.

Juan Pablo Durán, Rosa Aguilar, Isabel Ambrosio y Antonio Ruiz conversan en un receso del congreso. Foto: MANUEL MURILLO

Temas relacionados