+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PRIMERAS PRECIPITACIONES DEL OTOÑO

Las lluvias alivian la situación del campo pero son insuficientes

En Palma del Río se registraron 95 litros por metro cuadrado y en Córdoba 18,2 en un día. El 112 atendió entre la noche y la madrugada de ayer un total de 36 avisos en la provincia

 

Las lluvias inundaron algunas zonas de naranjos en Palma del Río. - SÁNCHEZ MORENO

Un grupo de turistas pasea bajo la lluvia en Córdoba en la zona del Puente Romano. - SÁNCHEZ MORENO/ ELISA MANZANO

R.V./ CORRESPONSALES / CÓRDOBA
19/10/2017

Más fotos

Galería: Las primeras lluvias de Otoño en Córdoba

Galería: Las primeras lluvias de Otoño en Córdoba

Galería: Las primeras lluvias de Otoño en Córdoba

Tras un largo periodo de sequía que hacía peligrar los cultivos y el abastecimiento de riegos y poblaciones (que aún persiste), la lluvia ha llegado a la provincia de Córdoba y lo ha hecho de una manera generosa, al menos en su primera entrega. Tormentas con fuerte y abundante aparato eléctrico, acompañadas de trombas de agua fue la carta de presentación que desde el martes ha hecho que se registren importantes cantidades de agua en tan solo 24 horas y numerosas incidencias.

Según informó la empresa de Emergencias de Andalucía, 112, durante la noche y la madrugada de ayer se registraron un total de 36 incidencias por las lluvias en la provincia, con anegaciones del viario público, sótanos, garajes, viviendas y locales que han sido los casos más requeridos, aunque también hubo cortes de fluido eléctrico y telefónico, caída de ramas o balsas de agua en las carreteras y caídas de árboles, como la ocurrida en la carretera que va de Pedro Abad a Adamuz.

En lo que se refiere a la lluvia, según la Agencia Estatal de Meteorología, en la ciudad de Córdoba se han contabilizado 18,2 litros por metro cuadrado, pero hay localidades, donde la lluvia caída fue mucho mayor.

En Palma del Río, por ejemplo, se registraron 95 litros en menos de 24 horas -44,2 litros el martes, comenzó a llover entrada la noche, y 50,8 litros ayer miércoles-con fuertes lluvias durante toda la noche y madrugada que provocaron la intervención de bomberos y voluntarios del servicio de Protección Civil. La teniente de alcalde de Seguridad, Auria María Expósito, explicó que se recibieron 8 llamadas y que hubo que atender viviendas particulares en Vélez de Guevara, Carretera a la Estación, en calle Ancha y en el camino del Molinillo (Río Seco).

También hubo que atender una llamada en El Mohíno, donde la lluvia llenó de lodo la carretera y desembocó en una casa. En el casco urbano se anegaron cuatro viviendas. Expósito indicó que fueron casos puntuales y que son viviendas que se encuentran por debajo de la red de alcantarillado.

Uno de estos casos es el de Antonia Águila, vecina del camino del Molinillo, que cuenta que acudieron los bomberos y que a las dos de la mañana estaba limpiando su casa, ya que el agua le subía por el inodoro y que saltó una alcantarilla de la calle.

Por otro lado, los bomberos del parque palmeño realizaron 11 intervenciones durante la noche y madrugada de ayer: 4 en Palma, 3 en Posadas y 4 en Almodóvar del Río. La tormenta también ocasionó cortes en el suministro eléctrico en algunos puntos del centro de Córdoba en la tarde del martes, así como averías en el servicio de comunicación interno de la Policía Local, en el parque de bomberos y, seguramente un rayo, en la urbanización de El Baldío, dejó sin luz el centro emisor de la emisora de radio.

Este agua ha sido bien recibida en el sector citrícola. Desde la firma Naranjas Ecológicas Biovalle afirman que «la naranja va a coger mucho zumo, la semana que viene van a salir numerosos camiones». Señalan que la situación del campo después de 5 o 6 meses sin llover, un verano con temperaturas muy altas, presentaba un aspecto de «tierra agrietada y seca, esto es oro, esta lluvia es fenomenal para la naranja y el olivar, la aceituna ya estaba arrugada». Explican que la lluvia ha limpiado la hoja del naranjo, que tenía polvo seco, pero que lo más importante es que «el centro de las calles de los naranjos se ha hartado de agua, hay muchas raíces que tienen que están absorbiendo agua, porque el riego por goteo no llega».

Posadas, también en La Vega, fue otro de los municipios donde más llovió ayer. Como consecuencia de las tormentas, se registraron incidencias puntuales con anegaciones en algunas viviendas y un imbornal tapado por el agua, según informó el Ayuntamiento maleno.

Temas relacionados