+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA DELEGACIÓN DEL PSOE DE CÓRDOBA EN EL CONGRESO REGIONAL

Un encuentro con distancias

María Jesús Serrano se convierte en número tres de los socialistas andaluces como secretaria de Política Municipal H La última jornada deja entrever diferencias entre ‘susanistas’ y ‘sanchistas’

 

Antonio Ruiz (cuarto por la izquierda) posa con los miembros cordobeses de la ejecutiva regional Juan Pérez, Esther Ruiz, Juan Pablo Durán, María Jesús Serrano y Esteban Morales, ayer en el cónclave socialista. - MANUEL MURILLO

Pilar Cobos Pilar Cobos
31/07/2017

Un encuentro tranquilo, aunque con distancias. Este fue el ambiente de ayer en la última jornada del 13º congreso regional del PSOE de Andalucía, que se ha celebrado durante el fin de semana en Sevilla y que a la llegada del secretario general de los socialistas españoles, Pedro Sánchez, permitió observar algunos ecos de su rivalidad con la líder andaluza, Susana Díaz, en las primarias de hace unos meses. En torno a un centenar de delegados e invitados de la corriente del primero lo aclamaron, antes de entrar en el salón donde se celebró la clausura, gritando su nombre y, una vez en el interior, el griterío fue contrarrestado por el de otros asistentes que quisieron mostrar su apoyo a la presidenta de la Junta de Andalucía, que caminaba detrás de él.

La delegación de 39 cordobeses que ha acudido a esta cita ha regresado a la provincia con la satisfacción, en palabras de su secretario general, Juan Pablo Durán, de haber ganado peso en los órganos del partido. Sin embargo, al igual que ha sucedido en este grupo, donde no ha tenido cabida representación de los sanchistas, tampoco ningún cordobés afín a Pedro Sánchez ha accedido a puestos de responsabilidad en la formación, según indicaron fuentes consultadas.

Córdoba ha sumado un integrante en la nueva ejecutiva regional del PSOE, porque sale la delegada del Gobierno andaluz, Rafi Crespín (que ha entrado en el comité director), pero su puesto al frente de la secretaría de Política Municipal es ocupado por la diputada nacional María Jesús Serrano, que con este nombramiento se ha situado como número tres del partido en Andalucía. El alcalde de Puente Genil, Esteban Morales, fue vocal en el mandato anterior y es el nuevo secretario de Industria y Comercio. La delegada territorial de Educación, Esther Ruiz, es vocal (fue secretaria de Educación) y entra en el mismo cargo el alcalde de Lucena, Juan Pérez, que ha abandonado el comité director. También forma parte de la ejecutiva, como miembro nato al presidir el Parlamento de Andalucía, el propio Durán.

Además, otros 13 cordobeses forman parte del comité director, por lo que el PSOE de la provincia ha ganado dos puestos en el máximo órgano entre congresos regionales. A estos se suman, de nuevo como miembros natos, Juan Pablo Durán y el secretario de Organización y presidente de la Diputación, Antonio Ruiz.

Este último, asimismo, es miembro del comité federal (el órgano más destacado entre cónclaves federales) junto a la vicepresidenta primera de esta institución, Felisa Cañete. En este caso, Córdoba ha perdido un componente. Por último, esta formación política informó ayer de que María Dolores Amo continuará en la Comisión Revisora de Cuentas.

Junto a la valoración positiva del secretario general de los socialistas de la provincia, Serrano también se mostró agradecida por la designación, asegurando que «a mí me apasiona el municipalismo» y el PSOE de Andalucía «siempre lo ha defendido», y añadiendo que «es un reto muy importante el que tenemos por delante». En su opinión, «los ayuntamientos tienen muchísimas problemáticas debido a las políticas que ha implementado el Gobierno del PP», y también apuntó que «tenemos que seguir defendiendo la autonomía municipal y que los ayuntamientos tengan la financiación que merecen».

Por otra parte, Morales manifestó que se encuentra «a disposición del partido para impulsar una materia tan importante para Andalucía como la industria y el sector del comercio», anunciando que «trabajaremos para coordinar las políticas que el gobierno pueda implantar en la comunidad».

Díaz fue proclamada ayer secretaria general del PSOE-A en un congreso donde recibió el respaldo de Sánchez para volver a ser candidata en las elecciones autonómicas del 2019. En sus palabras a los asistentes, y entre otras ideas, se dirigió al secretario general federal para manifestarle la lealtad de los socialistas andaluces y pedirle que «nunca me hagas elegir entre las dos lealtades», en referencia al partido y a Andalucía. De su lado, Sánchez le dijo que «tú y yo hablamos el mismo idioma», y llamó a la unidad de la organización.

En este sentido, Teba Roldán, miembro del comité federal del PSOE y del sector que apoyó en Córdoba al líder nacional en las primarias, calificó como «triste» el hecho de que «aquí no nos han dado representación» y detalló que «muchos han dicho que ahora somos todos de Pedro Sánchez, espero que así sea y que lo demuestren».

Temas relacionados