+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CUARESMA 2018 / A 1 día del Domingo de Ramos

Córdoba queda a la espera de los días grandes

La insistente lluvia impide el rezo de los vía crucis por las calles de la ciudad

 

Vía crucis en San Pedro. - A.J. GONZÁLEZ / MIGUEL ÁNGEL SALAS / MANUEL MURILLO

Besamanos a la Virgen de la Paz y Esperanza, ayer en Capuchinos. - A.J. GONZÁLEZ / MIGUEL ÁNGEL SALAS / MANUEL MURILLO

Francisco Mellado Francisco Mellado
24/03/2018

Como cada año, el Viernes de Dolores marca la antesala de la Semana Santa y cofrades y público en general se echaron a la calle para visitar a las imágenes, con especial veneración a la Señora de Córdoba.

Así, un Viernes de Dolores más, la Virgen de la Paz estuvo en besamanos en Capuchinos. Fueron cientos las personas que se acercaron a besar la mano de la popular dolorosa, que estuvo entronizada en la puerta del templo, ricamente exornado para este piadoso acto. No fue el único. En la iglesia de los padres Trinitarios, el Cristo de Gracia también estuvo expuesto a la veneración de los fieles, en esta ocasión en besapiés. El crucificado, que este año cumple cuatrocientos años de su llegada de América, lució en la capilla donde recibe culto diario. Idéntico acto se vivió en la iglesia de San Agustín alrededor del Cristo de las Angustias.

Por la tarde, todo estaba dispuesto para que comenzaran los vía crucis, si bien una insistente lluvia que comenzó a primeras horas de la tarde impidió que las imágenes salieran, celebrándose el tradicional rezo en el interior de los templos.

Un intenso día que se alza como preámbulo a hoy, Sábado de Pasión, donde seis cofradías se pondrán en la calle.

Temas relacionados