+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario Córdoba:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

el valor que se paga por arrendar un inmueble crece casi un 40% desde julio del 2016

Córdoba pasa de 9 viviendas para uso turístico a 2.271 en siete años

El sector hostelero exige más control por la incidencia que ya tiene en el hospedaje reglado. Los propietarios elevan los precios del alquiler y las familias encuentran dificultades para acceder

 

Turistas en la ciudad de Córdoba en una imagen reciente. - CÓRDOBA

Francisco Expósito Francisco Expósito
11/03/2018

Llevo dos años sin alquilar una vivienda a una familia. Los propietarios buscan estudiantes o alquileres para turistas». Juan José Pedrajas, gerente de la oficina de Ocasión Casas en el Parque Cruz Conde, advierte del problema que se están encontrando las familias que quieren acceder a un piso en Córdoba. Detrás, como advierte Agustín León, portavoz de Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API), está el boom de las viviendas turísticas, que ha llegado para quedarse en Córdoba, como viene sucediendo desde hace varios años en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Granada. A esto hay que unir, dice León, la demanda de los estudiantes. «Nos cuesta mucho encontrar viviendas para alquilar a familias, no solo en el centro, sino también en el extrarradio», puntualiza el portavoz de API, lo que también corrobora Pedrajas. Por el momento no hay datos oficiales del precio del alquiler, por lo que hay que recurrir a portales inmobiliarios, como sucede con Enalquiler. Esta empresa de internet sitúa el valor medio del alquiler en 756 euros en la ciudad de Córdoba, lo que supone un 37% más que en julio del 2016.

El sector hostelero cordobés viene advirtiendo desde hace tiempo del problema que se está generando por el gran crecimiento de las viviendas turísticas, de las que una mínima parte están reconocidas. El presidente de la Asociación de Empresarios de Hospedaje de Córdoba (Aehcor) habla de «espectacular» incremento de las viviendas turísticas. Si en el año 2011 había solo 9 en la provincia, en enero de este año ascendía ya a 2.271, de las que el 90% se sitúa en la capital. Esta cifra, basada en estudios realizados por la patronal, contrasta con las 624 inscritas en el registro de la Junta de Andalucía y sus 3.128 plazas reconocidas (a estas hay que unir otro tipo de establecimientos). Ante este crecimiento, el presidente de Aehcor exige que se cumplan los requisitos para toda vivienda que tenga un uso turístico, para lo que demanda que se delimiten las zonas de actividad en el casco histórico. «Las administraciones se deben tomar en serio este problema, porque hay muchos empleados en juego. Debe haber más control y más inspectores para ejercer la vigilancia», dice Manuel Fragero. El presidente de Aehcor advierte de que el número de viviendas turísticas sigue creciendo en la ciudad y, con ello, «la competencia desleal» porque no se cumplen los requisitos en muchos casos. «La Policía Nacional nos remarcaba la problemática que se puede plantear en las comunidades de vecinos y los riesgos de seguridad», explica. Detrás de este fuerte incremento se encuentra la alta rentabilidad: «El precio medio de una vivienda turística al día se sitúa en unos 69 euros, por lo que a la semana puede haber unos ingresos netos de 600 euros».

GRAN RENTABILIDAD / El presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Córdoba (Hostetur), Francisco de la Torre, lo tiene claro cuando analiza el gran aumento de las viviendas turísticas en Córdoba. «Es más rentable el alquiler para uso turístico que el alquiler habitual. En capitales como Málaga, Sevilla o Granada está provocando que la gente se vaya al extrarradio ante la subida de los alquileres, y eso está sucediendo ya en Córdoba». De la Torre resalta el «intrusismo» que se está produciendo, pero también la inseguridad. «Se crean problemas con los vecinos, no hay ninguna supervisión y se genera una competencia desleal», puntualiza el presidente de Hostetur y de la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca Andalucía). «Los empresarios tenemos seguros por si sucede algún problema, los trabajadores están dados de alta y en este tipo de negocios que no están registrados no sabemos en qué situación están», precisó De la Torre, que exigió que se cumpla la misma normativa por todos. «Mi consejo sería que no se utilizara este tipo de viviendas turísticas sin asegurarse si cumplen las condiciones que marca la ley», añadió.

Temas relacionados